Mi bebé y yo

Beneficios de la esferodinamia

( 1 voto) load

Se trata de una técnica de gimnasia suave que se realiza con pelotas hinchables. Descubre cómo te puede ayudar durante el embarazo, el parto y el posparto. La matrona resuelve tus dudas. 

La esferodinamia es un método de trabajo corporal que tiene como objetivo tonificar los músculos, conseguir un cuerpo más flexible, liberar las tensiones y adquirir conciencia corporal mediante el uso de pelotas gigantes. Con la esferodinamia, se pretende aumentar el conocimiento de las estructuras óseas y de la musculatura del canal del parto. El contacto con el balón facilita la ubicación del bebé en una mejor posición para nacer, relaja la musculatura perineal y la prepara para el nacimiento del pequeño. Asimismo, después del parto, la esferodinamia nos ayuda a recuperar el tono del periné y nos permite realizar ejercicios de estimulación precoz con el bebé (a partir de un mes de vida). De hecho, estudios recientes han descubierto que el movimiento de mecer a los bebés ayuda al desarrollo de su memoria. Debido a las ventajas que la esferodinamia aporta a la mujer embarazada y a su bebé, muchas matronas ya están utilizando esta técnica en las clases de educación maternal y en los talleres de recuperación posparto.

5 ejercicios
Te ofrecemos una muestra de los ejercicios que se pueden practicar con este método. La respiración acompaña a todos los ejercicios: siempre se debe realizar una inspiración en la posición inicial y una espiración en la ejecución del movimiento.

Para el tronco y los miembros superiores: 
Con la espalda sobre la pelota, y las piernas flexionadas y separadas, eleva las extremidades superiores por encima de la cabeza y ejerce una fuerza hacia el techo, con el fin de flexibilizar la columna, estabilizar el tronco y aumentar el equilibrio.
En la misma posición, gira los brazos hacia un lado, como si intentaras tocar el suelo con los dedos, para trabajar la cintura y la movilidad de las lumbares.

Para la pelvis: 
Bascula la pelvis hacia delante y hacia atrás, sentada sobre el balón.
Sentada sobre el balón, con las piernas separadas, las manos sobre los muslos y la columna alargada, realiza círculos con la pelvis provocando el desplazamiento del balón sobre el suelo.

Con el bebé:
Sujeta a tu hijo sobre la pelota con las palmas de las manos a la altura de la cintura. Con los dedos, agarra el balón y empuja muy suavemente hacia delante y hacia atrás, como si lo estuviera  acunando; después, empújalo hacia la derecha y hacia la izquierda; y, para terminar, describe círculos hacia los dos lado.

¿Cuáles son sus objetivos?

  1. Mejorar la postura durante y después del embarazo. 
  2. Aumentar la conciencia corporal. 
  3. Preparar los músculos perineales para el trabajo del parto. 
  4. Preparar físicamente el cuerpo para el parto y el posparto. 
  5. Prevenir problemas, como dolores de espalda o en las articulaciones sacroilíacas. 
  6. Preparar el suelo pélvico para soportar el aumento de peso y para prevenir disfunciones uroginecológicas. 
  7. Recuperar el suelo pélvico después del parto.
  8. Preparar el sistema motor y sensorial de los bebés, con el fin de que lleguen a alcanzar un reconocimiento preciso de su entorno (a partir de un mes de vida). 

matrona-diciembre11

Ana Gallego Mahiques.
Matrona del Centro de Salud Gandía-Corea, Gandía (Valencia). 
Presidenta de la Asociación LA SAFOR AL PIT.

 

Te puede interesar

Beneficios de la esferodinamia en el embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)