Mi bebé y yo

Come tomates... también durante el embarazo

( 0 votos) load

Un alimento cuyas propiedades puede ayudar a las mujeres embarazadas (pero no sólo). El experto explica las virtudes de la sopa de tomate.

¡Viva la sopa de tomate! Cada día y, especialmente, durante el embarazo. Comer tomates en abundancia es una gran manera, y la más natural, de proteger la salud del corazón y prevenir enfermedades cardiovasculares, sin tener que recurrir a fármacos.

Estos vegetales son ricos en licopeno, un antioxidante muy valioso en la reducción de enfermedades cardiovasculares, así como en el control de la hipertensión, que afecta a muchas mujeres embarazadas. La dieta tiene una influencia decisiva en el riesgo de sufrir ciertas enfermedades, especialmente coronarias, y la sopa de tomate, plato de referencia para una dieta basada en productos mediterráneos, puede representar el primer paso para mantenerlas alejadas".

De hecho, la cocción aumenta considerablemente la biodisponibilidad del licopeno que se vuelve fácilmente asimilable. Ya nuestros abuelos cocinaban este plato sencillo, también definido como "pobre" debido a sus ingredientes, pero con gran aporte nutricional, porque tiene una base de verduras, aceite de oliva virgen extra y pan rallado sin sal.

El único inconveniente de comerlo frecuentemente podría ser la acidez estomacal y las regurgitaciones ácidas, síntomas típicos del embarazo, por los que no se recomienda tomar algunos alimentos como el tomate. Pero se puede reducir la acidez añadiendo una cucharadita de bicarbonato de sodio o de azúcar.

Te puede interesar

Come tomates... también durante el embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)