Mi bebé y yo

10 consejos para una boca sana en el embarazo

( 2 votos) load

Los expertos nos ofrecen 10 consejos, importantes pero sencillos, que garantizan una correcta salud bucodental en todas las etapas de la vida, especialmente durante el embarazo.

Cuidar y mantener una boca y unos dientes sanos es importante en todas las etapas de la vida, pero, debido a los cambios hormonales y a las nuevas necesidades nutricionales, aún lo es más durante el embarazo. De la mano de Vitaldent, te ofrecemos algunas sencillas recomendaciones para garantizar una correcta salud dental tanto para la futura mamá como para el bebé:

1. Informar debidamente al dentista. Tan pronto sepas si puedes estar embarazada, es recomendable informar al dentista, aunque es importante tener en cuenta que, a día de hoy, el diagnóstico radiológico está considerado seguro para la embarazada y el riesgo es extremadamente bajo. También es importante que el dentista sepa si la futura mamá está tomando algún medicamento. En el caso de que la mujer, aun estando embarazada, presente dolor, algún tipo de infección o enfermedades periodontales, se deberá realizar un tratamiento lo antes posible, pues resulta más negativa la consecuencia de la infección que el tratamiento en sí.

2. Acudir a las revisiones trimestrales. Los cambios hormonales que se producen durante la gestación condicionan cambios en todo el organismo y, en especial, en la salud bucodental. Por tanto, es recomendable visitar trimestralmente al dentista para prevenir posibles problemas y detectar alteraciones. Si sólo se puede ir una vez, el mejor momento es entre el cuarto y el sexto mes de embarazo.

3. Estar alerta ante los problemas periodontales. Durante el embarazo, al aumentar el fluido sanguíneo debido a los cambios hormonales, es más probable que la futura mamá sufra sangrado o enrojecimiento de las encías, más conocido como gingivitis, un trastorno muy frecuente a partir del tercer mes de embarazo. Si las encías están inflamadas y enrojecidas, si sangran o si los dientes se mueven, puede ser síntoma de que se padece gingivitis, sin que probablemente se haya generado en el embarazo. Si esto sucede, hay que acudir inmediatamente al dentista, porque existe una relación entre estas enfermedades y un mayor riesgo de nacimiento prematuros con bebés de bajo peso. Asimismo, si este tipo de enfermedades se controlan, se reducirá la transmisión de bacterias desde la madre hacia el feto.

4. Realizarse tratamientos para evitar las caries. Las náuseas y los vómitos, o un cambio en la composición de la saliva (se tiene un pH más ácido), son trastornos muy comunes durante la gestación, que pueden provocar un mayor riesgo de caries y erosión dental. Un tratamiento con flúor nos ayudará a prevenir la caries.

5.  Cepillarse después de cada comida durante, al menos, tres minutos. Para paliar posibles afecciones dentales, es más importante que nunca limpiarse los dientes y la lengua después de cada comida. Lo ideal sería hacerlo con una pasta de dientes con flúor e hilo dental, para eliminar la placa de las zonas donde no llega el cepillo a los dientes.

6. Usar un cepillo con cerdas finas. Para no irritar las encías y eliminar cualquier riesgo de gingivitis, lo más aconsejable es utilizar un buen cepillo eléctrico con cerdas finas.

7. Reemplazar el cepillo de dientes cada tres meses. Cuando el cepillo muestre señales de desgaste o cada tres meses, se debe cambiar. También hay que hacerlo después de un resfriado, ya que las cerdas acumulan gérmenes y pueden provocar otra infección.

8. Alimentarse de forma natural y equilibrada. Junto con una buena higiene bucodental, una dieta saludable y equilibrada es fundamental para prevenir problemas de salud general y dental tanto en la mamá como en el pequeño.

9. Beber mucha agua. La xerostomía o sequedad de la boca está causada, principalmente, por los cambios hormonales y la ingesta de medicamentos. Si la padeces, es importante decírselo al odontólogo.

10. Derribar mitos. No es cierto que, durante el embarazo, se pierdan dientes ni tampoco que el feto agota las reservas cálcicas de los dientes de la madre para formar sus propias piezas, siempre y cuando la mamá siga una alimentación sana y equilibrada.

Te puede interesar

10 consejos para una boca sana en el embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)