Mi bebé y yo

Sierra Leona, dignidad y respeto por la maternidad

( 0 votos) load

Del último informe de Amnistía Internacional se desprende que la campaña “Atención médica gratuita" no ha alcanzado los objetivos marcados: son las mujeres embarazadas quienes siguen cargando con el gasto médico.

Tras el primer año de funcionamiento de la iniciativa en Sierra Leona "Atención médica gratuita", destinada a garantizar la atención médica en los centros de salud del gobierno a mujeres embarazadas, madres lactantes y niños hasta los cinco años, Erwin van der Borght, coordinador de Amnistía Internacional en África, resume: "En muchos sentidos, el sistema de salud continúa funcionando incorrectamente. Los datos proporcionados por el gobierno muestran que, desde el lanzamiento de la iniciativa, un mayor número de mujeres tienen acceso a la atención prenatal y el parto en los centros de salud. Sin embargo, muchas aún deben pagar para recibir medicamentos esenciales, y las mujeres y niñas pobres siguen teniendo un acceso limitado a la atención médica básica durante el embarazo y el parto". Los problemas siguen para aquellas mujeres que pertenecen a los sectores más pobres de la población, que continúan viendo cómo se les niega el derecho a la maternidad, incluso en el marco de una iniciativa como la arrancada ahora hace un año. "El gobierno", añade van der Borght, "ha dado algunos pasos importantes para abordar el problema, pero las deficiencias en el sistema de seguimiento y evaluación de las responsabilidades desembocan en un desempeño profesional inadecuado y en una mala administración de los recursos, que se mantienen en niveles inaceptables. Este sistema también ha permitido a algunas personas aprovecharse de la situación y hacerse con existencias de medicamentos". 

Las propias mujeres dan testimonio de la situación. Hawa, de 28 años, afirma: "Las enfermeras te tratan mal y no entiendes lo que te dicen. Traté de explicarlo y me ignoraron. Me dijeron que estaba perdiendo el tiempo y me echaron. Se lo rogué encarecidamente, pero sin dinero no hay medicamentos. Hablan de atención gratuita, pero no es lo que hay aquí".

Por su parte Umu, de 19 años, vivió una experiencia similar al quinto mes de embarazo: "Las enfermeras me estaban gritando sin darme información. Me pidieron 20.000 leones (5 $) por los medicamentos. No tenía dinero, así que me tuve que ir. A partir de ahí, tuve claro que no iba a parir en esa clínica". De hecho, esto no sólo les ocurre a las mujeres en Sierra Leona. Lo cierto es que, cada año, 350.000 mujeres mueren en lo que debería ser, al menos para la mayoría de ellas, una de las etapas más emocionantes e intensas de su vida: el embarazo y el parto. Demasiadas mujeres encuentran la muerte dando la vida a otra persona. Un escándalo mayor, puesto que la mayoría de estas muertes podrían evitarse si se asegurara una atención médica oportuna y accesible.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Sierra Leona, dignidad y respeto por la maternidad Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)