Síguenos
Mi bebé y yo

Cinco consejos para combatir el calor

( 2 votos) load

Estar embarazada durante el verano puede ser un poco molesto debido al calor propio de la época. Te damos algunos consejos para que te sientas mejor y puedas disfrutar del verano sin sufrir.

Sin duda alguna, el verano es la época preferida para la mayoría de la gente. Nos encanta el sol, la playa, los días largos, las noches estrelladas... Pero el veranito también tiene su lado negativo. Las temperaturas empiezan a subir y subir batiendo auténticos récords en algunos sitios de la Península. Ese calor, que durante el mediodía llega a ser asfixiante, es molesto de por sí, pero todavía lo es más si estás embarazada, ya que  acentuación del cansancio, tales como las náuseas, los mareos, el estreñimiento o el cansancio, se agudizan

El calor nos provoca una sensación de agotamiento. El cuerpo pierda mucho líquido al sudar y, con él, muchas sales minerales que el organismo necesita para funcionar correctamente. La pérdida de hidratación y de minerales conduce hacia una evitar la deshidratación, que en el caso del embarazo puede provocar un aumento de las molestias propias de la gestación. Por ese motivo, resulta básico protegerse debidamente del calor y tomar ciertas precauciones para evitar malestares y sensaciones de decaimiento. No se trata de esconderse del sol ni de quedarse encerrada en casa todo el día. Se puede disfrutar del buen tiempo, de la playa y de las actividades propias del verano. Simplemente, debe hacerse con cabeza y teniendo en cuenta algunas medidas para los desmayos y afectaciones tales como los desmayos por bajada de tensión o los dolores de cabeza provocados por el sol. Te damos cinco consejos. ¡Toma nota!



big Img
Foto 1 de

|

Paseos y sol
Si sales a la calle, debes hacerlo en las horas de menos calor, a primeras horas de la mañana o por la noche. Evita la luz directa del sol entre las 10.00 y las 16.00 horas.

|

Ventanas abiertas
Intenta abrir las ventanas a primera hora de la mañana con la finalidad de que la casa se refresque. Sin embargo, recuerda cerrar de nuevo las ventanas cuando el calor empiece a apretar, y cierra ligeramente las persianas.

|

Tejidos frescos
Debes utilizar piezas de vestir frescas, confeccionadas con tejidos transpirables como el algodón, la seda o el lino. De esta forma, te mantendrás más fresca y te sentirás mejor. Procura que el calzado también sea fresco y cómodo. 

|

Beber para hidratarte
Con la finalidad de evitar la deshidratación producida por el calor, debes beber de forma constante agua, zumos de fruta o alguna infusión fresca. De esta forma te refrescarás. También es aconsejable que comas alimentos fríos como ensaladas o fruta, que también refrescarán tu organismo.

|

Solicitar la ayuda de los tuyos
Con el embarazo y el calor, posiblemente te sientes más cansada. No dudes en pedir ayuda a los tuyos. Te puede ir muy bien, por ejemplo, que tu pareja se ocupe de las tareas del hogar.

Te puede interesar

5 consejos básicos para combatir el calor en el embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)