Mi bebé y yo

Cuida tu higiene íntima

( 4 votos) load

Durante el embarazo debes prestar una atención especial a la zona genital, ya que es más vulnerable a las infecciones. Te damos algunos consejos para cuidarla como es debido.

 
En el interior de la zona genital conviven diversos microorganismos que forman la flora bacteriana. Los lactobacillus de Doderlein son los encargados de garantizar la convivencia pacífica entre estos microorganismos al producir ácido láctico, proporcionando el grado de acidez (pH bajo) que el ambiente vaginal necesita. Durante el embarazo, y debido a las hormonas, el pH se vuelve menos ácido. Por ese motivo, los genitales se encuentran menos protegidos frente a posibles infecciones. Te damos algunos consejos para cuidarlo como es debido.

¿Cómo lavarse?

• Durante el embarazo, la higiene íntima sólo debes realizarla de forma externa para evitar la alteración del equilibrio bacteriano de la zona íntima y no dar lugar a problemas e irritaciones.

• Puedes emplear los jabones para la higiene íntima un par de veces al día, enjuagándote sólo con agua templada el resto de las veces.

• Lávate empezando por la vulva para avanzar a continuación hacia la zona anal, y no al revés.

¿Qué jabón utilizar?

• Para la higiene de la zona íntima necesitaras un jabón específico, que limpie pero que no altere el delicado ambiente de la mucosa vaginal. Lo más aconsejado es elegir un jabón, cuyo pH sea de 3,5 a 4,5, parecido al de la zona de la vaginal.

• En caso que estés unos días fuera de casa, puedes utilizar toallitas específicas para la higiene íntima. Las toallitas en cuestión se encuentran cerradas de forma hermética e individual y puedes llevarlas en el bolso.
 

Te puede interesar

Salud en el embarazo: cuidados de higiene íntima para embarazadas Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)