Mi bebé y yo

El embarazo, nueve meses para dibujar

( 0 votos) load

Para relajarse y estar en contacto contigo misma y con tu bebé, sólo necesitas una hoja de papel, unos colores...¡y un poco de imaginación!

Durante el embarazo, la futura mamá es más proclive a la introspección, la imaginación se acentúa y la particular configuración hormonal hace que se vuelva más sensible: son las condiciones ideales para redescubrir la magia del arte y la belleza de dibujar libremente. Mientras se dibuja, la parte más racional y analítica, la del hemisferio izquierdo del cerebro, se hace a un lado, y deja espacio a la creatividad, la sensibilidad y la espontaneidad, que están en el hemisferio derecho. Por este motivo, con un lápiz y una hoja, se pueden vivir momentos muy especiales: el pensamiento se “detiene” y se centra en el presente. Los dolores, los miedos y las tensiones disminuyen,  y pasan a un segundo plano, y la futura mamá experimenta nuevas sensaciones.

Arte, creatividad y relajación

El embarazo es un período privilegiado en la vida de una mujer, una experiencia única que vale la pena disfrutar plenamente. Además del tradicional curso de preparación al parto, ¿por qué no realizar una actividad creativa que te permita pasar momentos agradables y relajantes, expresando lo vivido o lo soñado, o incluso las esperanzas y las fantasías relacionadas con la maternidad inminente?

El tiempo que pasamos dibujando es un momento mágico, en el que las emociones fluyen libremente y la parte más racional de nosotras se da un descanso. La consecuencia es una intensa sensación de relax, que es bueno para la embarazada y también para el bebé que crece en su vientre, ya que participa de las emociones positivas de la madre. Dedicar un tiempo a dibujar y pintar también puede ser una manera de desviar la atención de las preocupaciones e inquietudes relacionadas con el parto, especialmente frecuentes en el último trimestre.

Una oportunidad adaptada a todas

"Pero yo no sé dibujar": éste es un obstáculo que suele surgir cuando hablamos de pintura. Sin embargo, los beneficios de esta actividad no tienen ninguna relación con el hecho de saber pintar o de haber tenido una época de pasión por el dibujo. La relación con este tipo de experiencias debe ser parecida a la que demuestran los niños: el niño se deja guiar por la espontaneidad, deja fluir su expresividad sin prejuicios y sin preocuparse por el qué dirán.

Cómo, dónde y cuándo

Para las futuras mamás que viven en las grandes ciudades y que quieren seguir un curso básico de dibujo, existe una amplia oferta. Los talleres abiertos y los cursos de dibujo están en auge. Al participar en un curso, la futura mamá tiene la oportunidad de ser guiada por un profesor y de compartir esta experiencia con otras mujeres. Pero ¿qué hacer si no encontramos ningún centro en nuestra ciudad? Renunciar sería una pena. Sólo queda el "hazlo tú misma", experimentando con lápices de colores en casa (o en el jardín o en un parque), y haciendo partícipe a alguna otra mujer embarazada, tal vez, una que hayas conocido en el curso de preparación al parto. Y para aquellas mujeres que no saben por dónde empezar, veamos qué hacer:

El ambiente ideal

En primer lugar, se necesita crear un ambiente adecuado. Debes elegir un lugar especial donde hacer el curso, para que sea confortable y acogedor. Las mamás que no puedan apuntarse a un curso, pueden crear este espacio en un rincón de casa, donde se pueden sentar cómodamente para vivir una experiencia relajante.

Un tiempo exclusivo

El dibujo es una experiencia física, que implica no sólo la vista, sino todos los sentidos. Cuando dibujamos, no sólo trabaja la mente, que “manda órdenes” a la mano, sino que todo nuestro cuerpo está implicado. Lo mejor es reservar un tiempo exclusivo a esta actividad, especialmente, las mujeres que lo hacen en casa, eliminar posibles fuentes de distracción (como televisión, teléfono, móvil, etc.) y dejarse llevar por las emociones.

El sentimiento adecuado

Mientras se dibuja, todo tiene que ocurrir de manera natural. Debe ser, de hecho, una actividad agradable, en la que no se juzga lo que hemos producido.

¿Cómo hacerlo?

Elige dónde dibujar y pon los lápices, las ceras o el material que quieras utilizar encima de la mesa. Decide un tema para pintar: puede ser la primavera, unas flores o frutas, o puedes inventar o copiar una imagen: déjate guiar por la emoción. A partir de aquí, elige los colores y deja que la mano se mueva libremente.

Y después del nacimiento...

Las expresiones pictóricas experimentadas durante el embarazo pueden ser especialmente útiles durante los primeros años de vida del niño, cuando el pequeño se interese por los lápices y los colores. Las mamás que hayan experimentado de primera mano el bienestar del arte estarán más dispuestas a darles, ya a unos precoces 18 meses, lápices y colores a sus hijos. Los primeros garabatos representan una importante etapa de desarrollo, etapa que la madre podrá compartir con su pequeño: el dibujo, la manipulación del color (por ejemplo, pintando con la manos) o los experimentos con diferentes técnicas son una buena oportunidad para estar juntos de una manera especial, realizando una actividad especialmente agradable para los pequeños, pero placentera también para los mayores.

Además, la dimensión artística puede acercar a padres e hijos, ya que, mientras dibujan, la madre tiene la oportunidad de “recuperar" y disfrutar la espontaneidad con la que el niño se relaciona con la realidad que lo rodea.

Las "herramientas" de la artista

Para dibujar, no se necesitan habilidades técnicas  o materiales especiales. Si la futura mamá no es experta, es preferible no utilizar las acuarelas y los óleos. Lo mejor es empezar con un lápiz blando, el carbón vegetal, una goma y lápices o ceras de colores. Para las que ya tienen un poco de práctica y quieren experimentar con nuevas técnicas, pueden probar acuarelas, acrílicos u óleos. Incluso pueden dar un paso más y probar con arcillas, estucados y yesos, manipulando materiales y creando objetos tridimensionales.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

El embarazo, nueve meses para dibujar Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)