Mi bebé y yo

Los efectos del cambio de hora

( 2 votos) load

Este fin de semana se atrasa una hora el reloj, dando la bienvenida al horario de invierno. ¿Estás embarazada y tienes dudas sobre cómo te afectará? Te lo explicamos.

Un año más, el último fin de semana de octubre debemosatrasar las manillas del reloj para comenzar el horario de invierno. La madrugada del sábado al domingo, a las 3 de la mañana serán las 2. La ventaja es que esa noche dormiremos una hora más; la desventaja, que a partir del domingo anochecerá antes. Tener menos horas de luz conlleva una sensación ya de plena temporada invernal y puede afectarte de distintas maneras, especialmente durante el embarazo, ya que estás más susceptible a los cambios.

Cómo te afecta

 La disminución de horas de luz influye en tu biorritmo. Los niveles de serotonina sufren una caída ante la ausencia de luz que se produce con el cambio de hora, lo que conlleva la secreción de melatonina, que se libera en respuesta a la oscuridad. Es decir, cuando hay menos luz, el equilibrio entre estos componentes se altera y aparecen los síntomas de la tristeza invernal, que en Europa se conoce como winter blues. Esta situación afecta especialmente a las mujeres, y puede que al estar embarazada te afecte de un modo más persistente de lo habitual. Ello puede deberse a la alteración hormonal, que te hace vivir los cambios con mayor susceptibilidad.

  1. El embarazo puede incrementar los síntomas de "tristeza invernal". Sensación de cansancio, cambios de humor, falta de concentración, somnolencia, dolores de cabeza…Son algunos de los síntomas propios del embarazo y también de la denominada tristeza invernal, razón por la cual es en cierto modo "normal" que, estando embarazada, se acentúen estos síntomas propios del cambio de hora.
  2. Ten presente que se trata de una situación temporal. No debes alarmarte por los síntomas mencionados, ya que se trata de algo temporal que irá desapareciendo a medida que te vayas habituando al nuevo horario. Es como vivir un mini jet lag, que se irá en unos días o en unas semanas, dependiendo de cada persona.

Consejos para afrontarlo

• Intenta mantener fijas las horas de descanso nocturno y evita las siestas prolongas. 
• Sigue con tu ritmo de vida habitual, sin variar tus actividades por el cambio de hora. De esta forma, evitarás alterar tu ritmo biológico.
Hidrátate bien, bebiendo unos dos litros de agua diarios. De esta forma, mejorarás la sensación de cansancio.
• Evita acostarte con la sensación de hambre o habiendo comido en exceso.
• Intenta realizar las actividades que te impliquen más concentración mental cuando más despejada estés.
• Si sufres migrañas (que suele intensificarse durante este período) o los síntomas propios del cambio de hora te duran más de 10 días, acude al médico.

Te puede interesar

Efectos del cambio de hora en el embarazo: salud de la embarazada Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)