Mi bebé y yo

Embarazo: aprende a respirar

( 1 voto) load

En los nueve meses de gestación, hay muchos factores que nos llevan a respirar mal. Sin embargo, una buena respiración es buena para el cuerpo y la mente. Te explicamos por qué y qué puedes hacer para mejorarla.

Todos sabemos cómo respirar: el acto respiratorio es una actividad natural e involuntaria, símbolo de la vida del hombre, ya que se nace inspirando (llenar de aire los pulmones) y se muere exhalando (vaciar los pulmones). Una correcta respiración asegura un perfecto estado físico y la alimentación adecuada de los tejidos. Aunque respirar es un gesto natural, el estrés, la ansiedad, las emociones y las malas posturas adoptadas durante el día pueden cambiar y disminuir el suministro de oxígeno y de nutrientes a todo el cuerpo.

 

Todos los estados negativos que influyen en una mala respiración se experimentan durante el embarazo, donde el estrés abunda debido al nuevo estado, la ansiedad aumenta mes a mes, las emociones (con la complicidad de los cambios hormonales) son muy variables y la postura cambia de forma inevitable con el aumento de peso.

Por lo tanto,  la futura mamá debe aprender a respirar para asegurar que estas cuestiones no conducen a cambios negativos en un momento tan importante: durante el embarazo, es necesario nutrir y oxigenar los tejidos por dos, tanto los de la mamá como los del bebé que se está formando.

Además del aspecto puramente funcional, la respiración, de alguna manera, se las arregla para poner en contacto cuerpo y mente. Esto es muy útil porque, al actuar sobre la respiración, conseguimos que tanto el cuerpo como la mente se relajen.

Los beneficios de una respiración adecuada son, por lo tanto, múltiples: el aumento de la oxigenación de los tejidos mejora la circulación de la sangre y facilita el trabajo de los músculos del corazón. Aprender a manejar tu respiración es una manera de hacer frente a las situaciones difíciles y puede ayudar en los momentos de pánico: es una herramienta indispensable, tanto para el embarazo como para el resto de tu vida.

Puedes aprender a respirar bien asistiendo a una clase de yoga: esta antigua disciplina le concede un puesto de honor y, a través de su gestión, se tratan diversos problemas, tanto físicos como psicológicos. Hay clases de yoga específicas para el embarazo, donde, además de aprender a gestionar situaciones críticas con la respiración, podrás conocer a otras mujeres embarazadas, y compartir esas experiencias y emociones.

Te puede interesar

Embarazo: aprende a respirar Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)