Mi bebé y yo

Tu embarazo, más pleno con 'mindfulness'

( 1 voto) load

Te explicamos qué es la atención consciente o "mindfulness" y cómo puede ayudarte a afrontar con menos estrés los nuevos desafíos de la maternidad durante el embarazo.

El embarazo es un período extraordinariamente dinámico de crecimiento y desarrollo, que plantea importantes desafíos físicos y psicológicos para la mujer embarazada y para su pareja. La forma en que padres y madres afrontan estos retos puede afectar a la propia salud y a la de los hijos que están en desarrollo.

El mindfulness, desarrollado a lo largo de 2.500 años, tiene sus raíces en la filosofía oriental, pero ha crecido con rapidez en Occidente. Fue en la década de 1970, cuando Jon Kabat Zinn, biólogo molecular, comenzó a difundirlo y, desde 1979, el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts, en Worcester (Estados Unidos), viene ofreciendo su “Programa de reducción del estrés basado en el mindfulness (REBM)”, que consta de ocho clases semanales.

En la actualidad, este programa goza de un estado privilegiado, de modo que se han desarrollado otros enfoques, que suelen combinar el mindfulness con otros tipos de terapia, adaptándolo, así, a personas con necesidades específicas.

¿En qué consiste?

Heredamos de nuestros padres y abuelos la creencia de que la felicidad no es posible aquí y ahora. Ellos vivieron toda su vida creyendo que la felicidad nada más puede ser posible en el futuro. Por ello, aprendimos, de pequeños, el arte de correr.

Mindfulness no es otra cosa que estar conscientemente presente, aquí y ahora, queriendo comprender qué es lo que ocurre desde una actitud abierta y amable, sin juzgar, ignorar las cosas o dejarse arrastrar por el ajetreo de cada día.

• Existe evidencia científica de que la práctica del mindfulness permite escoger hacia dónde focalizamos la atención, lo que te abre a los detalles de tu rica y cambiante experiencia en esta etapa de transición a la maternidad/paternidad que, de otra manera, se te podrían escapar, mejorando, de este modo, tu bienestar psicológico y la satisfacción con la crianza de los hijos. Si estás presente al hacer la compra, ante el llanto de tu hijo o frente a conflictos grandes y pequeños, no estás con tu atención en otra parte, entonces, estás aquí. Al parar, se ahorra energía y uno no queda atrapado en hábitos reactivos basados en pensamientos distorsionados acerca de su experiencia o exigencia como padres.

• La metodología del mindfulness es práctica, y se basa en ejercicios formales e informales. La práctica formal consiste en tomarse el tiempo necesario para permanecer en silencio, sentado, tumbado o de pie, centrando a propósito la atención en la respiración, los sonidos, las sensaciones corporales, los pensamientos o las emociones, y a través de una serie de ejercicios de yoga. La práctica informal se basa en prestar atención a las actividades cotidianas, centrando la atención en la respiración.

matronacarmenesquilas
Carmen Esquilas

Matrona Holística. Terapeuta en psicología transpersonal.
Instructora de mindfulness. C.S. Parquesol (Valladolid)

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Practicar mindfulness durante el embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)