Mi bebé y yo

Embarazo y ordenador... ¡sin inconvenientes!

( 0 votos) load

Estar sentada ocho horas diarias delante del ordenador, durante el embarazo, puede ser agotador. Los consejos para evitar o minimizar los problemas de visión, los del síndrome del túnel carpiano, dolor de cabeza, de cuello, de útero, etc.

Desmontemos el mito: el ordenador no emite radiaciones nocivas. Sobre todo si nos referimos a las últimas pantallas LCD ultra-finas, que ya no tienen tubos catódicos. Es cierto que se pueden crear pequeños campos magnéticos, pero son bastante insignificantes y no son en absoluto perjudiciales.

PROBLEMAS DE VISIÓN

Estar muchas horas delante del monitor, ¿puede ser perjudicial para nuestros ojos? Por causas hormonales, durante los nueve meses, se reduce la cantidad de película lagrimal y disminuye el componente acuoso de la lágrima. Además, cuando estás frente al monitor, disminuye la frecuencia de parpadeo espontáneo, que es importante para lubricar la córnea. Todos estos factores pueden llevar a una mayor sequedad y molestias, especialmente si usas lentillas, tanto duras como blandas. Las primeras, de hecho, flotan en la superficie de la córnea y, si la superficie está seca, pueden dejar de responder y no seguir los movimientos normales de los ojos. Las blandas, en cambio, son hidrófilas, es decir, necesitan ser hidratadas continuamente por la película lagrimal, pues, de lo contrario, se podría crear un efecto de succión, lo que provocaría una disminución temporal de la oxigenación de la córnea.

A medida que el embarazo avanza, el vientre aumenta su volumen y, por lo tanto, cambia la posición frente a la pantalla. No hay ningún problema si la vista es perfecta o si las deficiencias se corrigen con unas gafas adecuadas. Pero, en el caso de la miopía no corregida, la mujer tiende a tirarse hacia adelante, mientras que, si tiene hipermetropía no tratada, se alejará de la pantalla y arqueará la espalda para ver mejor, adoptando en ambos casos una postura poco natural.

Por último, hay que decir que una disminución de los valores de hierro habituales, especialmente durante los últimos meses del embarazo, puede causar una mayor fatiga visual (astenopía) y una disminución de la calidad de la imagen, debidas a un menor suministro de oxígeno.

Qué puedo hacer

- Programa una visita al oftalmólogo para descartar cualquier defecto visual: además de no cansar la vista, usar las gafas adecuadas permite estar sentada cómodamente, sin tener que flexionarte y adoptar posturas que cansan más.

- Cuando te sientes delante del ordenador, comprueba que los ojos están por encima de la altura de la parte superior de la pantalla, para verlo de arriba hacia abajo: de esta manera, evitarás trabajar durante horas con la cabeza hacia atrás y sobrecargar las vértebras cervicales.

- Aparta los ojos del ordenador de vez en cuando y lubrica con frecuencia la superficie de la córnea parpadeando. Si notas los ojos especialmente secos, usa lágrimas artificiales: son absolutamente inofensivas, incluso durante el embarazo, y van especialmente bien para promover la hidratación si llevas lentillas.

- Ajusta tu posición delante del ordenador y recuerda que debes mantener una distancia de unos 40-50 cm con la pantalla.

- El lugar de trabajo no debe tener superficies reflectantes y la luz no debe ir contra la pantalla: las ventanas no deben quedar detrás de la silla y la luz tiene que llegar de la parte lateral o frontal (si la luz te deslumbra baja un poco las persianas o pon una cortina).

HORMIGUEO EN LAS MANOS

Hace un par de horas que trabajas frente al ordenador y empiezas a sentir un hormigueo molesto en los tres primeros dedos de la mano, el mismo que has sentido otras noches: puede ser que se trate del síndrome del túnel carpiano, un trastorno que puede ocurrir por primera vez o acentuarse durante el embarazo y estar desencadenado por un uso intenso del ordenador.

El túnel carpiano es un canal óseo situado en la superficie frontal de la muñeca y cerrado en la parte superior por un ligamento, por cuyo interior pasan el nervio mediano y los tendones de los músculos flexores de los dedos. En algunos casos, estos tendones se inflaman, se vuelven edematosos y comprimen el nervio mediano, dando lugar, en las formas típicas del síndrome, a una sensación de adormecimiento, pinchazos o congelación de los tres primeros dedos de la mano y parte del anular, que son alcanzados por el propio nervio. A veces, incluso, puedes sentir dolor en la muñeca, que puede llegar hasta el antebrazo, y, rara vez, en todo el brazo. El trastorno se produce principalmente por la noche, pero también puede ocurrir durante el día, si usas mucho la muñeca: por eso, muchos de los que lo padecen son personas que escriben mucho con el ordenador, pintan, trabajan con cerámica, o los sastres. El embarazo es también un desencadenante para las mujeres predispuestas, debido al nuevo cuadro hormonal que aumenta la inhibición de los tejidos, lo que facilita la compresión del nervio mediano en la muñeca.

Qué puedo hacer

- Cuando sientas un hormigueo, la forma más eficaz de hacerlo pasar es sacudiendo las manos. Pero el mejor tratamiento es el reposo. Existen muñequeras o férulas que ayudan a mantener la muñeca inmóvil, pero es el médico quien debe indicarte si usarlos.

- Si no puede dejar de trabajar con el ordenador, trata al menos de alternar las actividades, evitando en la medida de lo posible, escribir con el teclado para no tensar demasiado la muñeca. Considera que, en la mayoría de casos, se trata de un malestar temporal que desaparece por sí solo después del parto.

DOLOR DE CABEZA

En general, las mujeres que suelen tener dolor de cabeza, mejoran un poco durante el embarazo, gracias a los mayores niveles de estrógenos en el cuerpo, que tiene un efecto positivo sobre las molestias. Esto no es culpa del ordenador: el verdadero "culpable" es el cansancio, que puede fácilmente provocar una migraña. Estar delante del ordenador podría hacer que el dolor de cabeza fuera más insoportable: los que lo sufren no suelen tolerar el exceso de luz y una pantalla brillante podría ser molesta, como también trabajar bajo una luz fluorescente o la misma luz del sol que entra por la ventana.

Qué puedo hacer

- Si tiendes a sufrir este trastorno a menudo, puedes utilizar técnicas de relajación que ayudan a aliviar el malestar, como la acupuntura o el entrenamiento autógeno, ambos indicados durante el embarazo. En algunos centros especializados en el tratamiento de dolores de cabeza, puedes probar el biofeedback, una técnica que, gracias a un dispositivo especial, registra la actividad muscular en los puntos de dolor de la cabeza y emite una señal de luz o sonido cuando la contracción muscular supera un  límite. De esta manera, el paciente es consciente de la tensión asociada con dolor de cabeza y, con la ayuda de un asistente, aprender a relajarse.

- En caso de dolor de cabeza, el remedio más eficaz es acostarse y descansar, preferiblemente a oscuras Pero, si no puedes hacerlo porque estás trabajando, puedes tomar un poco de paracetamol: no es el mejor principio activo contra la migraña, pero es, sin duda, el más seguro durante el embarazo y ayuda a aliviar la sensación de dolor.

MALAS POSTURAS

Dolor cervical, de hombros y en la zona lumbar son las molestias que pueden afectarte más fácilmente al estar sentada frente al ordenador en la misma postura durante mucho tiempo. Nuestro cuerpo está hecho para moverse y un estilo de vida sedentario puede provocar molestias, incluso si asumimos una postura ergonómicamente correcta.

Durante el embarazo, el aumento de producción de una hormona llamada relaxina, que relaja los ligamentos, incrementa el riesgo de problemas en la columna: un proceso previsto por la naturaleza para preparar la pelvis con el fin de que el feto pueda pasar al nacer. Esta relajación afecta principalmente a la articulación sacroilíaca, pero también a toda la columna vertebral y es fácil que provoque dolor de espalda, especialmente hacia el final de la gestación, cuando el peso de la barriga causa un desequilibrio de la columna hacia delante, cambiando la postura y forzando el cuerpo a adaptarse a un nuevo equilibrio.

Independientemente del embarazo, pasar muchas horas delante del ordenador puede causar molestias en las cervicales: mirar fijamente la pantalla tensa los músculos del cuello, sobre todo si, como sucede a menudo, la pantalla se coloca a un lado del teclado y estamos obligadas a permanecer 4-5 horas seguidas con la cabeza girada.

Estar sentada mucho tiempo tampoco es bueno para la circulación, ya que, especialmente durante los últimos meses, el vientre aumenta la presión abdominal, obstaculizando el retorno venoso y provocando hinchazones y pesadez de los miembros inferiores.

Qué puedo hacer

- Cambia de posición con frecuencia, busca actividades alternativas, pero sobre todo levántate de vez cuando y haz unos pasos para restablecer la circulación y "estirar" la columna.

- Siéntate correctamente. Una mala postura favorece y acentúa los problemas de la columna. Es importante que la espalda mantenga su postura natural: un poco de lordosis en la parte inferior y a nivel dorsal una ligera cifosis (pero ten cuidado de no doblarla demasiado hacia delante). Los pies deben estar apoyados en el suelo y las puntas deben estar ligeramente abiertas, las rodillas, flexionadas en un ángulo de aproximadamente 90 ° y la pelvis, apoyada en el respaldo.

- Para evitar molestias a nivel cervical, coloca el ordenador en frente de los ojos y no a un lado. No lo pongas demasiado alto, para que no te obligue a arquear el cuello, pero tampoco demasiado bajo, para evitar flexionarte.

- Comprueba que la mesa de trabajo es suficientemente alta, para que puedas mantener la espalda recta, los codos a 90 ° y los hombros relajados.

- Haz alguna actividad física moderada que ayude a mantener la espalda en forma. Incluso en la oficina, puedes hacer algunos sencillos ejercicios de torsión y flexión del tronco, rotación y flexión del cuello, rotaciones de hombros.

Te puede interesar

Embarazo y ordenador... ¡sin inconvenientes! Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)