Mi bebé y yo

Mamás, incluso si el corazón se resiste

( 0 votos) load

De un reciente congreso médico, ha surgido un mensaje de esperanza para las mujeres que sufren de problemas cardíacos no graves: el embarazo es posible.

Finalmente, incluso las mujeres con problemas cardíacos no graves, como la obstrucción moderada o leve de las válvulas cardíacas o las arterias coronarias, así como las que han sufrido pequeños infartos o intervenciones para corregir defectos cardíacos congénitos, podrán ser madres: éste es el mensaje de esperanza lanzado por primera vez en el congreso de la Sociedad Europea de Cardiología durante la presentación de las guías internacionales para el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares durante el embarazo.

En la mayor parte de las cardiopatías, gracias a las técnicas más modernas, como la valvuloplastia aórtica o mitral, la angioplastia coronaria y la cardiocirugía, es posible cumplir el sueño de la maternidad sin graves complicaciones para el feto o para la madre. Una noticia destinada a revolucionar la vida de las enfermas de cardiopatías, forzadas hasta hace pocos años a renunciar a un embarazo de entrada o a interrumpirlo en el caso de que estuviera en curso. 

En los países europeos, el porcentaje de mujeres afectadas por una enfermedad cardíaca congénita es del 0,8% y está en aumento la población femenina que tiene hijos alrededor de los 40 y que fuma, con las consiguientes cardiopatías isquémicas e hipertensión que esto provoca. También para todas estas categorías de personas es posible pensar hoy en la maternidad, siempre que sean controladas por las instituciones adecuadas, donde sea posible hacer frente a cualquier tipo de emergencia durante los meses de gestación y la fase del parto.

Sin embargo, quedan algunas enfermedades cardiovasculares que todavía se consideran peligrosas para la vida de la madre y el bebé, y por las cuales es desaconsejable hacer frente a un embarazo: la hipertensión pulmonar, la insuficiencia cardíaca, el síndrome de Marfan con dilatación grave de la aorta ascendente, las cardiopatías cianóticas y las obstrucciones muy graves de las válvulas cardíacas. Pero “en los próximos meses se iniciará un debate en la comunidad médica de varios países de la Unión Europea para ofrecer una oportunidad de convertirse en madre también a las mujeres afectadas por estas patologías”, concluye la experta.

Te puede interesar

Mamás, incluso si el corazón se resiste Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)