login

¡Entra en la comunidad!

PUB - Banner OAS AD 'Top' Debajo de logo

Google search

 

Cinturón de seguridad y embarazo

1 1 1 1 1 4(5 Votos)
FacebookTwitterPinterest

0 Comentarios Comentar
Durante el embarazo, la futura mamá puede viajar en coche con normalidad, siempre que utilice el cinturón de seguridad de forma correcta.

​Las embarazadas están obligadas por ley a utilizar el cinturón de seguridad cuando viajan en automóvil. Esta medida puede salvar la vida no sólo de la futura mamá, sino también la del bebé: diversos estudios demuestran que las embarazadas que van en coche sin cinturón de seguridad tienen un 2,8% más de riesgo de perder al feto que las que llevan puesto el cinturón. 

La Fundación Mutual de Conductors destaca dos momentos en los que la embarazada debe tener especial cuidado en los desplazamientos en coche: en el primer trimestre de gestación, ya que la cantidad de líquido amniótico es escaso y un golpe frontal podría producir hemorragias en el útero por desprendimiento de placenta, así como aborto espontáneo; y en el tercer trimestre de embarazo, cuando un accidente o frenazo brusco podría adelantar el parto o causar traumatismo en el bebé (su cabeza se puede golpear con los huesos de la pelvis de la madre). 

¿Cómo se debe colocar el cinturón de seguridad?

La futura mamá no sólo debe llevar puesto el cinturón de seguridad cuando viaja en coche, sino que ha de hacerlo de la forma correcta. Según la Fundación, el cinturón se debe colocar entre los senos y lo más bajo posible, sobre las caderas. No hay que dejar que la sección abdominal del cinturón se desplace hacia la barriga de la mamá, porque, en caso de accidente, podría dañar al feto

Sin embargo, la tendencia es que el cinturón se suba hacia el abdomen, poniendo en peligro al bebé. Para evitar este problema, algunas marcas han diseñado dispositivos específicos para embarazadas que desvían la correa inferior del cinturón de seguridad por debajo del útero, a la altura de las ingles. De esta manera, en caso de colisión, la presión del cinturón se transmite directamente sobre las caderas, y no sobre la barriga y la placenta, protegiendo, así, al bebé. Estos dispositivos se pueden utilizar desde el segundo mes de embarazo.

Y tú ¿Qué opinas?

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

login movil

¡Entra en la comunidad!