Mi bebé y yo

Madre soltera: esperar un hijo sola

( 1 voto) load

Cada vez son más las mamás jóvenes que se encuentran con que tienen que criar a su hijo sin una pareja. Esta condición genera estados de ánimo insostenibles, pero existe un modo para lidiar con ellos.  

Encontrarse en la condición de ser mamá soltera y tener que criar sola a tu bebé es una situación difícil y repleta en obstáculos, pero decididamente posible. Lo primero que la elección o la condición de ser mamá soltera genera en las chicas jóvenes es una fuerte sensación de soledad, incapacidad y dificultad económica. Hoy en día, en España, el número de madres solteras es altísimo, sobre todo entre las mujeres más jóvenes, a causa de la falta de una pareja estable.  

Muchas de estas mamás tienen miedo de no ser capaces de construir una nueva vida (¡tan distinta a la anterior!) y terminan por subestimar sus posibilidades reales de empezar de nuevo desde el principio. Y tienen un gran peso las personas que las compadecen, recordándoles cada vez cuán difícil es criar y educar a un niño ellas solas. Normalmente, las mamás solteras, a causa de las muchísimas obligaciones laborales y familiares, y debido al peso de una responsabilidad tan grande, tienden a cerrarse en sí mismas, y la soledad puede llevar al resentimiento y a momentos de rabia. Pueden surgir estados de incomodidad y depresión que, sin embargo, no hacen más que empeorar la situación. Es necesario aprender a afrontar estos estados de ánimo sin asustarse, tratando de contener estos sentimientos negativos que inciden sobre el niño.

Sin embargo, se algo que puede ayudar a estas madres solteras es prever que se atravesarán momentos de angustia: su vida es más complicada que la de las mamás que tienen pareja, porque tienen una doble responsabilidad y, en la mayoría de los casos, no pueden dejar de trabajar durante mucho tiempo. Pero a las dificultades se les puede hacer frente.

Es fundamental evitar aislarse y no es necesario tener miedo de involucrar a la familia, los amigos y otras personas en la organización de la jornada. Compartir los estados de ánimo o las dudas con las personas queridas ayuda muchísimo, sobre todo porque con ellos será posible compartir el peso y la responsabilidad de todas las decisiones que afrontar en la vida del pequeño. Muchas madres solteras, además, terminan por ser demasiado protectoras, exagerando con sus atenciones y cuidados, particularmente cuando el niño es muy pequeño.

Es necesario ser fuerte para el niño, y sobre todo para sí misma y para el futuro. La madre soltera no tiene nada que envidiar a las demás, es más, debería ser un ejemplo, porque ella sola es capaz de llevar adelante una familia con determinación y fortaleza. Los comentarios de la gente duelen, pero una madre soltera no tiene ninguna razón para que los demás la compadezcan. Con toda seguridad, es capaz de llenar de amor a su hijo con la misma fuerza que una familia formada por dos padres.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Madre soltera: esperar un hijo sola Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

Una vez más, totalmente de acuerdo con el artículo que ofrecéis desde mibebeyyo, mi amorcito y yo somos familia monomarental, en nuestro caso ha sido elección nuestra, es decir que ha sido como deseábamos, por lo que por suerte no tenemos problemas de ningún tipo ni de impotencia, frustración o depresión. Todo lo contrario, estamos encantadísimos y soy más feliz que nunca con la llegada de mi pequeño gran tesoro, que es mi vida entera. Lo que sí es realmente vergonzoso es que no dispongamos de ningún tipo de ayuda, por parte de ninguna entidad, qué fácil es mirar para otro lado, es lamentable la situación en la que nos encontramos en nuestro país, en el que reciben y pueden optar a ayudas personas de fuera antes que los que somos de aquí, aunque llevemos toda la vida cotizando y pagando religiosamente todos nuestros impuestos. Es vergonzoso! Por no hablar de que como nosotros, hay cada vez más casos. Trabajamos, somos profesionales, llevamos nuestra casa, nuestra vida, nuestros hijos y a nuestra familia. Y con mucho orgullo! Y todo esto solitas, con todo nuestro cariño y empeño, aún sin contar con ayuda alguna, haciendo frente a pagos, facturas y mil y un obstáculos que nos van poniendo en el camino. Y no, NO somos menos que nadie por ser madres solteras (por elección en nuestro caso), estamos muy orgullosos de serlo pese a todas las limitaciones que quieren imponernos.

Ánimo también a todas las que se han encontrado en esa situación sin escogerlo.