Mi bebé y yo

La Federación Española de Espina Bífida inicia una campaña informativa para embarazadas

( 1 voto) load

El objetivo es concienciar a las mujeres embarazadas de la importancia de tomar ácido fólico, antes y durante los primeros meses de embarazo. Según los últimos estudios, el consumo de ácido fólico reduce en un 70% el riesgo de que el feto pueda sufrir esta malformación.

Tomar 0,4 mg de ácido fólico al día, antes y durante el embarazo, evita en un 70% el riesgo de espina bífida en el feto. Los últimos estudios sobre esta malformación así lo indican, y bajo esta premisa la Federación Española de Espina Bífida inicia una campaña informativa para embarazadas. El objetivo, concienciar a todas las mujeres que están esperando un bebé de la importancia de introducir ácido fólico en su dieta. 

La espina bífida es la malformación congénita más compatible con la vida. Es la segunda causa de discapacidad física en la infancia, después de la parálisis cerebral, y afecta a cerca de 20.000 personas en nuestro país. Los últimos estudios demuestran que tomar 0,4 mg de ácido fólico al día, antes y durante los primeros meses del embarazo, evita en un 70% el riesgo de sufrir esta malformación. La dosis debe multiplicarse por diez si ya ha habido antecedentes.

Esta malformación aparece cuando alguno de los arcos vertebrales no se ha formado o fusionado correctamente. Esta malformación del tubo neural provoca que la médula espinal y las meninges estén desprotegidas. Comienza a producirse en los primeros 25 días de gestación y afecta, especialmente, a nivel neurológico, provocando la pérdida de fuerza y de sensibilidad en los miembros inferiores, así como alteraciones en el control de los esfínteres. Según las estadísticas, uno de cada 4.000 recién nacidos padecen esta terrible anomalía.

El ácido fólico se puede ingerir introduciendo en la dieta alimentos que lo contengan o como complemento vitamínico (una pastilla diaria). Entre los alimentos que contienen ácido fólico de forma natural, podemos encontrar la avena, la harina de trigo integral, distintas verduras y hortalizas, los brotes de soja, las espinacas, la escarola, la acelga, la col, las legumbres, la yema de huevo, el hígado de cerdo, el aguacate o los cacahuetes, entre muchos más.
 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Prevenir la espina bífida en el bebé: tomar ácido fólico Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)