Mi bebé y yo

Estrías: causas, prevención y tratamiento

( 1 voto) load

Las estrías son uno de los mayores problemas estéticos relacionados con el embarazo y eliminarlas resulta muy difícil. Te explicamos por qué aparecen y qué hacer para evitarlas y para intentar eliminarlas una vez han hecho su aparición.

La mayoría de las estrías aparecen durante la pubertad y el embarazo, períodos en los que se producen grandes cambios hormonales. Descubramos qué son, cuáles son las causas de estas molestas imperfecciones de la piel y cómo podemos prevenirlas, sobre todo, en el caso de las embarazadas.

Qué son las estrías

Se trata de desgarros de las fibras elásticas de la dermis, la capa más profunda de la piel.

Las estrías pasan por dos fases distintas de evolución: en un primer momento, se presentan como estriaciones rosadas y, después, se transforman en cicatrices de un color blanquecino.

Para obtener buenos resultados en su proceso de eliminación, es necesario bloquear su desarrollo en la primera fase, actuando con eficacia. Conocer las causas de las estrías es sumamente importante para prevenirlas de forma correcta.

Causas de las estrías

- Aumento de peso: una dieta hipercalórica, el consumo de ciertos medicamentos y, en general, todo lo que pueda ocasionar un aumento de peso provocan que la piel esté más expuesta a roturas y desgarros. Durante el embarazo, el incremento natural de peso y el engrosamiento de la barriga y de los senos hacen que el cuerpo sea más propenso a sufrir estas alteraciones estéticas.

(Te interesa: Calculadora de peso en el embarazo)

- Elasticidad de los tejidos: un tejido poco elástico, sin tonicidad, y más bien seco, se lesiona con más facilidad y no está preparado para afrontar los cambios corporales sin sufrir daños.

- Factores hormonales: los desequilibrios hormonales son, sin duda, una de las causas principales de las estrías. Por ello, este problema suele aparecer durante la pubertad y el embarazo, períodos en los que las mujeres deben hacer frente a una verdadera tormenta hormonal.

- Predisposición genética: algunas mujeres son más propensas a sufrir este problema. Parece que, en su origen, existe un componente hereditario: la tendencia a las estrías puede ser transmitida de madres a hijas y estar escrita en nuestro código genético.

Prevención y tratamiento de las estrías

La mejor arma para combatir las estrías es la prevención. La piel se debe cuidar con extrema atención, para mantenerla elástica también en el embarazo, momento en el que está más sujeta a cambios hormonales y a un aumento de peso.

- Sí, por tanto, a las cremas antiestrías, específicas para este fin, que proporcionan elasticidad y que son hidratantes. Estos productos deben aplicarse con regularidad sobre todo el cuerpo y, en particular, en las zonas de mayor riesgo.

(Te interesa: Los productos antiestrías que te ayudan)

- También se debe cuidar la dieta, dando preferencia a los alimentos que ayuden a preservar la juventud y elasticidad de la piel. Hay que empezar por los alimentos ricos en sustancias antioxidantes, como las vitaminas C y E, que se encuentran en las frutas, las verduras, las legumbres y los aceites vegetales. A favor de la vitamina C, que refuerza las células y, en consecuencia, también el fibroblasto, disponemos de los resultados de un reciente estudio turco que concluyó que las futuras mamás que tenían niveles más elevados de vitamina C en la sangre estaban menos expuestas a la formación de estrías.

- Evitar fumar: el tabaco puede aumentar el riesgo de sufrir estrías. Por lo tanto, para tener una piel más tónica y sana, es preciso dejar de fumar, tanto antes como después de la concepción.

- Controlar el peso: durante el embarazo, es inevitable engordar, pero ccoger demasiados quilos puede ser perjudicial para la piel. En el transcurso de los nueve meses, no se debe engordar más de 8-12 kilos.

- Beber mucho: para mantener un cuerpo bien hidratado, debes beber mucha agua, unos dos litros diarios.

- Practicar ejercicio físico: una actividad física ligera (realizada según el consentimiento médico) permite tener el peso bajo control, así como tonificar los músculos, creando, así, un buen soporte cutáneo. Durante el embarazo, son ideales la natación y el streching.

Te puede interesar

Estrías: causas, prevención y tratamiento Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)