Mi bebé y yo

Hábitos permitidos en el embarazo

( 0 votos) load

Viajar, tomar fármacos, hacer deporte, ir a la peluquería… Algunos de estos comportamientos pueden afectar a la salud del pequeño que llevas en el vientre. Veamos cuáles.

¿Me puedo poner el cinturón de seguridad cuando voy en coche?

Para proteger el abdomen de posibles lesiones contra el volante o el salpicadero del coche, excepto explícitas indicaciones del médico (que deben ser explicitadas en un certificado que debes llevar siempre contigo), no sólo se puede, sino que se debe utilizar el cinturón. De hecho, no conlleva ningún peligro de dañar al bebé. Para sentirte cómoda, basta con posicionar la parte inferior en los lados para no comprimir el abdomen. 

La “happy hour” con mis amigos: ¿tengo que renunciar a ella?

No está prohibida, pero es necesario elegir los locales con cuidado, teniendo en consideración que los lugares muy ruidosos, llenos de gente y donde hace mucho calor podrían favorecer las bajadas de tensión. Es mejor ir a un lugar espacioso y aireado, en el que te puedas sentar tranquilamente. Aun así, no debes excederse con los aperitivos, ya que no son exactamente lo ideal para una mujer embarazada. Es mejor decantarse por los alimentos cocinados, y conviene evitar los refrigerios con alto contenido en grasa y pocos nutrientes, como las patatas fritas de bolsa. Si no eres inmune a la toxoplasmosis, es conveniente renunciar también a los embutidos (excepto el jamón cocido (dulce) y la mortadela) y a la carne y las verduras crudas. Entre las bebidas, es aconsejable escoger entre zumos de frutas, batidos de verduras, batidos de frutas o té. También puedes beber refrescos sin alcohol, pero teniendo cuidado de que no contengan colorantes. Respecto a las bebidas alcohólicas, en cambio, es importante saber que un consumo excesivo puede dar lugar al síndrome de alcoholismo fetal, una patología que causa graves daños al bebé que está por nacer, entre las cuales están la reducción del desarrollo intrauterino, el retraso psicomotor y las malformaciones cardíacas. Por lo tanto, es mejor renunciar a ellas por completo o limitarse a beber medio vaso de vino o cerveza.

El ácido acetilsalicílico: ¿puedo seguir utilizándolo?

No, esta sustancia está prohibida debido a los efectos nocivos que provoca en el feto. En particular, los fármacos antiinflamatorios sin esteroides (como la aspirina o ácido acetilsalicílico o la nimesulida), si se toman frecuentemente en la segunda mitad del embarazo, pueden provocar un cierre prematuro del conducto arterioso de Botalli, el vaso que comunica la circulación sanguínea del feto con la de la madre, no garantizando la distribución de sangre oxigenada a los órganos del bebé. Además, estas sustancias reducen la función renal del feto y pueden, por lo tanto, disminuir la cantidad de líquido amniótico en la que está inmerso el bebé. En caso de dolor de cabeza, y siempre siguiendo las indicaciones del ginecólogo, es mejor tomar paracetamol, que no tiene efectos nocivos sobre el bebé.  

¿Puedo ir a la sauna y a los baños termales?

La sauna es no recomendable porque las temperaturas muy altas pueden provocar una fuerte bajada de tensión. En cambio, el baño en aguas termales está permitido si la temperatura del agua no supera los 37 ó 38 grados y si la inmersión no dura demasiado tiempo, en base a la tolerancia individual. 

¿Puedo hacerme una radiografía en la boca o someterme a intervenciones quirúrgicas odontológicas con anestesia local?

Sí, porque la cantidad de rayos X que utiliza este tipo de prueba es tan baja que no puede causar daños en el feto. Probablemente, el dentista pedirá a la futura mamá que firme una declaración de consentimiento, pero no hay que preocuparse: se trata sólo de una formalidad. Se pueden afrontar tranquilamente tanto intervenciones con anestesia local como empastes, endodoncias y extracciones, si éstas son necesarias y no se pueden posponer hasta después del parto. 

Me tiño el pelo desde hace unos años: ¿tengo que dejar de hacerlo?

Por supuesto que no: los tintes que hay en el mercado no contienen sustancias tóxicas. Además, los colorantes actúan sólo en el pelo y no en el bulbo piloso, por lo que no se absorbe por el organismo y no puede dañar de ningún modo al bebé.  

¿Debo abstenerme de tener relaciones sexuales durante el embarazo?

Si la gestación es fisiológica y no hay amenazas de aborto espontáneo o parto prematuro, se puede hacer el amor hasta el final del embarazo. Incluso a veces, cuando el parto se retrasa, son los mismos médicos quienes aconsejan a la mamá que tenga relaciones: las prostaglandinas que contiene el líquido seminal favorecen, de hecho, la dilatación del útero. Sin embargo, si se presentaran pérdidas de sangre o contracciones uterinas, sería oportuno hablar de ello con el ginecólogo.

¿Está contraindicado llevar zapatos de tacón?

Hay mujeres que caminan cómodamente con tacones y continúan haciéndolo también durante el embarazo, y otras que, en cambio, simplemente no los toleran. Será la futura mamá quien decida si ponérselos o no. La medida más adecuada es de 3-4 centímetros, mientras que los tacones altos causan una sobrecarga en la columna vertebral (que durante el embarazo ya está sometida a un esfuerzo mayor) y pueden causar dolores lumbares.

Tengo muchísimas ganas de salir a bailar…

No hay ninguna razón para que la futura mamá no pueda salir a divertirse, pero es necesario tomar algunas precauciones, como evitar locales abarrotados, donde es más fácil ser golpeado por otros bailarines, y los que tengan un volumen de la música demasiado alto, que puede resultar molesto tanto para la mamá como para el bebé.

La elección debe ser, entonces, la de locales tranquilos, tal vez al aire libre, donde la futura mamá se pueda mover en un espacio más amplio y bailar a un ritmo lento, “escuchando” su propio cuerpo y parándose en cuanto sienta que se queda sin aliento.

Soy fumadora: ¿y si fumara sólo 3 ó 4 cigarrillos al día?

Una mujer embarazada debe dejar de fumar completamente, porque este hábito es perjudicial no sólo para ella, sino que todavía lo es más para el pequeño que lleva en su vientre. De hecho, el tabaquismo provoca una alteración en el flujo de la sangre que llega al bebé a través de la placenta, el órgano que proporciona alimento al feto, con consecuencias negativas sobre el desarrollo físico y mental del bebé, además de una mayor predisposición a contraer infecciones respiratorias. Tampoco se debe olvidar que, incluso el tabaquismo pasivo, es potencialmente nocivo.

¿Puedo continuar practicando deporte?

Si no manifiestas ningún problema en particular, como hipertensión o riesgo de tener un parto prematuro, una actividad física moderada es sin duda recomendable, ya que estimula la circulación sanguínea y la respiración, favorece la oxigenación de la mamá y del pequeño, y estimula el sueño.

Aun así, es necesario evitar ejercicios potencialmente dañinos. Para esto, hay luz verde para el ejercicio suave, los estiramientos, los deportes, como la natación y el aquagym, que, gracias al “sustento” del agua, tienen las ventajas de aliviar la espalda del peso del bebé. También están permitidas las actividades del gimnasio, siempre teniendo en cuenta la condición física de la mujer. No están permitidos, en cambio, los deportes que puedan provocar caídas, tales como la equitación, o golpes y traumatismos, como las artes marciales y el voleibol.

¿Puedo ir de vacaciones a un país tropical?

Siempre es mejor aplazar los viajes a las zonas geográficas que requieren profilaxis o vacunas para la prevención de enfermedades infecciosas, ya que no todos estos tratamientos son seguros durante el embarazo. Además, no debemos olvidar que el clima de estas zonas, muy cálido y húmedo, puede causar molestias a la futura mamá.  

¿Se pueden afrontar largos viajes en avión?

El avión se considera relativamente seguro hasta el séptimo u octavo mes de embarazo. Aun así, las compañías pueden aplicar distintas restricciones y pedir un certificado médico, por lo que es mejor informarse antes de comprar el billete. Los vuelos de una duración superior a seis horas aumentan el riesgo de trombosis venosa (oclusión de los vasos sanguíneos de las extremidades inferiores) a causa de las bajas presiones atmosféricas presentes en los aviones.

Sin embargo, la futura mamá puede adoptar medidas preventivas, como ponerse medias de comprensión graduada para favorecer la circulación, levantarse y caminar por el pasillo al menos 10-15 minutos cada hora o hacer sencillos ejercicios estando sentada, como, por ejemplo, tener los pies apoyados en el suelo y alzar rítmicamente las puntas de los pies, o flexionar y extender los tobillos repetidas veces.  

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Hábitos permitidos en el embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)