Mi bebé y yo

Beneficios de la natación: los consejos de la matrona

( 1 voto) load

La natación es uno de los deportes más recomendados por los especialistas durante los nueve meses de gestación. El matrón Antonio David de Blas te explica por qué y qué consejos seguir. 

Durante los nueve meses de embarazo, el cuerpo experimenta modificaciones notables. La mayoría de los profesionales sanitarios coinciden en afirmar que el ejercicio físico es conveniente para la salud de la mamá y del bebé en gestación, por lo que recomiendan actividades suaves, como la natación, adaptando las prácticas al estado de la mujer, y siempre llevando un control médico. Veamos cuáles son los efectos positivos de la natación en el embarazo: 

Fortalece músculos y articulaciones. El efecto de "liviandad" del agua, al vencer un poco la fuerza de gravedad, es útil para fortalecer los músculos y ejercitar las articulaciones, previniendo lesiones que podrían producirse fuera del agua. 

Corrige la posición de la columna. El efecto sedante del agua y la contención que aporta al sostener parte del peso corporal es una herramienta útil para corregir vicios en la posición de la columna, que suelen asumir muchas embarazadas o madres durante la lactancia. 

Mejora la circulación. La resistencia hidrodinámica facilita ejercicios que tonifican los músculos, al tiempo que activan la circulación sanguínea; además, el masaje del agua en las extremidades reduce las posibilidades de varices, hinchazón de tobillos y calambres musculares. 

Favorece la respiración. La presión del agua estimula un mayor trabajo del diafragma y otros músculos vinculados a la respiración. En corto plazo, las mujeres logran una respiración más profunda y eficaz, útil para el parto; ayuda a una mejor oxigenación en los lapsos entre contracciones. 

El medio acuático, ideal para la futura mamá 
La natación es una excelente opción de ejercicio físico para la embarazada por numerosos factores. Uno de ellos es la disminución del peso dentro del agua. De esta manera, la mujer se mantiene activa, realiza trabajo aeróbico para evitar un aumento excesivo de peso, y ejercita prácticamente todos sus músculos, pero sin exponerse a un gran esfuerzo. La presión hidrostática y la resistencia hidrodinámica explican por qué el agua es el medio ideal para la embarazada: en el agua, la futura mamá tiene libertad para moverse, de modo que puede adoptar posturas y realizar movimientos que, en tierra firme, le resultarían cada vez más dificultosos. 

matron-enero14

 

 

Antonio David de Blas Blanco. Matrón Centro de Salud de Miajadas (Cáceres).

 

Te puede interesar

Natación en el embarazo: los consejos de la matrona Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)