Mi bebé y yo

Peligros de fumar en el embarazo: nuevos estudios

( 0 votos) load

Que fumar durante el embarazo expone al feto a graves riesgos de salud se sabe desde hace tiempo. Pero un reciente estudio arroja todavía más sobre los cigarrillos y el daño que provocan.

El estudio más reciente, realizado por la Harvard School of Public Health de Boston y publicado en la versión on-line de la revista científica Journal of Epidemiology and Community Health, revela que, si la mamá supera los 20 cigarrillos al día, el pequeño tiene un 30% más de probabilidades de desarrollar un comportamiento peligroso de adulto. Esto se produce porque la nicotina daña irremediablemente el desarrollo del cerebro del bebé, afectando a las áreas encargadas del control del comportamiento. 

Y no sólo eso: una mamá fumadora tiene en su conciencia muchas otras responsabilidades, ya que los cigarrillos aumentan el riesgo de muerte intrauterina, de dar a luz a bebés con un peso bajo o bien con un desarrollo pulmonar todavía incompleto. También, en el caso en el que el bebé sea una niña, el humo altera el funcionamiento del aparato reproductor y provoca una menopausia aproximadamente dos años más precoz.

Todos estos riesgos son muy elevados, incluso en el caso de exposición de la embarazada al humo pasivo, por el cual, como ha sido documentado en la literatura científica internacional, se ha demostrado, por ejemplo, la correlación con los casos de “muerte súbita” de los recién nacidos.

Además, el tabaquismo pasivo tiene efectos nocivos en el bebé cuando es expuesto al humo después de su nacimiento. Muchos episodios de rinofaringitis y otitis purulenta podrían ser evitados no fumando en los ambientes en donde se encuentra el pequeño.

En resumen, las futuras mamás fumadoras no tienen muchas alternativas más que dejar de fumar. Y, para hacerlo, sólo pueden contar con su fuerza de voluntad: no hay ningún sustitutivo ad hoc que esté permitido durante el embarazo. Esto es porque incluso los parches y el chicle de nicotina, que sirven para vencer la dependencia, provocan daños a largo plazo en el feto, en concreto, una propensión a la hipertensión en la edad adulta.

En este caso, la confirmación llega de una investigación de la Loma Linda University publicada en el British Journal of Pharmacology: la nicotina que contienen daña gravemente los vasos sanguíneos, que todavía se están formando en el feto, estimulando así la multiplicación de los radicales libres. 

Te puede interesar

Peligros de fumar en el embarazo: nuevos estudios Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)