Mi bebé y yo

Taichi para la embarazada y el bebé

( 6 votos) load

En el embarazo, el taichi se adapta al cambio de equilibrio de la futura mamá. Los movimientos armoniosos, continuados y circulares hacen que el taichi también sea ideal para la embarazada.

El taichi desarrolla la coordinación, mejora la estabilidad postural y favorece la percepción del propio cuerpo, aumentando la seguridad en una misma.
La futura mamá se mueve con gracia, sin esfuerzo y sin notar el peso, como si estuviese flotando en el agua. Los movimientos del taichi desentumecen las articulaciones suavemente y tonifican los músculos sin esfuerzo, regalando una carga de energía y de bienestar.
Los beneficios de esta disciplina para las futuras mamás son numerosos: el aumento de peso durante los nueve meses desplaza el eje corporal hacia delante, y afecta a la columna vertebral, especialmente, a la zona lumbar.

Beneficios del taichi en el embarazo

- Al favorecer la correcta alineación de la zona cervical y la sacra, el taichi equilibra la postura y combate el dolor de espalda de forma eficaz.

- El movimiento constante de “carga y descarga” de una pierna a la otra favorece el drenaje linfático, combatiendo la hinchazón, mientras que la coordinación del movimiento y de la respiración estimula los pulmones y la actividad cardiocirculatoria, regulando la presión arterial.

- En el aspecto psicológico, también hay muchas ventajas. No en vano, el taichi también se conoce como “meditación en movimiento”.

- Al tener que concentrarse en la postura y en la respiración, esta práctica libera la mente, lo que ayuda a reducir la tensión y el estrés de manera eficaz.

- La futura mamá es más consciente de su cuerpo y del niño que lleva en la barriga, además de adquirir un mayor dominio de las emociones.

- En los cursos de preparación al parto, el taichi se suele combinar con otras disciplinas orientales (por ejemplo, yoga, Qi Gong o Tui Na). El objetivo es ofrecer a las futuras mamás una preparación verdaderamente específica para su estado, y lo más completa posible. Asimismo, las futuras mamás pueden realizar ejercicios para reforzar el suelo pélvico basados en el Qi Gong, un tipo de gimnasia taoísta, que resulta muy eficaz para trabajar esta zona muscular de cara a la dilatación y al parto.

Taichí después del parto
Transcurridas dos semanas del parto, siempre y cuando sea fisiológico (si es por cesárea, es mejor esperar unas semanas más), las mamás pueden volver a practicar taichi. Esta práctica favorece el reequilibrio de la postura y compensa las posiciones incorrectas que, algunas veces, se adoptan para dar el pecho.
Asimismo, combate eficazmente el cansancio y aporta una inyección de energía, que, con toda seguridad, la mamá necesita.
Los ejercicios también se pueden realizar con el bebé: si se coloca bien en un fular portabebé, el recién nacido puede participar en los movimientos de la mamá, que le acunan suavemente.
El taichí puede convertirse en un momento extraordinario, que favorece y refuerza el vínculo entre madre e hijo.

Te puede interesar

Beneficios del Taichi en el embarazo y postparto Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (3)

Invitado - invitado
hola ima :-*
Invitado - invitado
hola :D;D>:(como esta yo embaranzada 9 meses felicidaes te amo
Invitado - invitado
Realice yoga durnte el embarazo y me vino bien porque me relajaba despues de estar todo el dia trabajando,además sentia más cercana a mi niña y la visualizaba interiormente. Lo recomiendo.