Mi bebé y yo

Spa y embarazo: los tratamientos permitidos

( 1 voto) load

Baños, masajes… y muchos mimos: son los ingredientes de un día en un centro de bienestar, ya sea un wellness o un spa, muy agradecidos, sobre todo, cuando se espera un bebé.

Son muchos los tratamientos que la futura mamá puede realizarse en un spa siempre teniendo en cuenta que no se puede tocar la barriga y que se realicen a partir del cuarto mes de embarazo. También es muy importante respetar los deseos y los temores de la embarazada, puesto que está viviendo un momento muy especial y debe tener la tranquilidad de poderse fiar de las manos de los demás.

En cuanto al uso de los cosméticos utilizados en los tratamientos es mejor dar preferencia a los productos naturales, a base de aceite de almendras dulces o manteca de karité, ricos en lípidos, proteínas y azúcares, que nutren y proporcionan elasticidad a la piel. No, por tanto, a las sustancias químicas y a los aceites esenciales que, al tener un elevado poder de absorción, podrían pasar la barrera placentaria y llegar al bebé.

Pero ¿cuáles son los tratamientos que se realizan en un centro spa más adecuados para la futura mamá?

Linfodrenaje: fuera hinchazones
Uno de los tratamientos más requeridos durante el embarazo es, sin lugar a dudas, el linfodrenaje manual, muy eficaz para transportar los líquidos que están estancados, sobre todo en las articulaciones inferiores, hacia los centros linfáticos, con el fin de favorecer su eliminación. La retención hídrica es un trastorno común en el embarazo y, a menudo, se traduce en hinchazón y pesadez en la parte inferior de las piernas, sobre todo durante los últimos meses de gestación. El linfodrenaje es un masaje muy ligero, porque las vías linfáticas se encuentran en la superficie y no se necesita presionar demasiado, con lo cual, además, no se obtendría ningún resultado.

Sí a la presoterapia
Es un masaje de tipo mecánico que se efectúa poniendo a la mujer una especie de pantalones dotados de cojines de aire que, a través de compresiones uniformes de los tobillos hacia los muslos, drenan los líquidos. La presoterapia también puede realizarse durante el embarazo, siempre que se tomen las debidas precauciones. En primer lugar, las perneras sólo deben llegar hasta los muslos, evitando la zona de la barriga. Además, el aparato prevé la posibilidad de modular la intensidad de la presión, que para las embarazadas siempre debería ser moderada.

Shiatsu para el dolor de espalda
Es un tratamiento de origen japonés que se basa en la digitopresión de terminados puntos energéticos, llamados meridianos. El shiatsu resulta muy agradable para la futura mamá por su notable efecto descontracturante y proporciona un enorme alivio, sobre todo si se sufre dolor de espalda en el embarazo. El beneficio del shiatsu no sólo es físico, sino también psíquico: al estimular los meridianos, el masaje consigue liberar la energía acumulada y favorecer su flujo a lo largo del cuerpo, proporcionando una sensación de vitalidad y liberando a la mamá de angustias y preocupaciones. El shiatsu se efectúa con ropa ligera y sin necesidad de cremas.

Más “equilibrada” con el ayurveda
Es un masaje de origen hindú, que tiene como objetivo reequilibrar los tres dosha, es decir, las tres energías que, en base a la constitución y a la personalidad de cada uno, regulan nuestro organismo: vata, pitta y capa. El masaje ayurvédico se adapta a la persona, con presiones más o menos intensas, más o menos lentas, según el dosha predominante y si se persigue un objetivo estimulante o relajante. Como el shiatsu, el tratamiento ayurvédico trabaja sobre puntos energéticos, definidos como marna y que están distribuidos a lo largo del cuerpo, con la finalidad de restablecer el equilibrio físico y emocional. El masaje proporciona relajación y vitalidad, y combate posibles trastornos relacionados con la angustia y el insomnio. Los únicos instrumentos que se utilizan para hacerlo son las manos del masajista y un aceite caliente, que en el caso de las embarazadas se trata de aceite de sésamo, que tiene un agradabilísimo efecto sedante y que proporciona elasticidad a la piel. ​

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Spa y embarazo: los tratamientos permitidos Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)