Síguenos
Mi bebé y yo

Tres posturas para aliviar el dolor de espalda

( 2 votos) load

El dolor de espalda durante el embarazo es muy habitual, especialmente a medida que se acerca la fecha del parto. Si ya no sabes qué hacer para aliviarlo, ¿por qué no pruebas con estas tres posturas?

El dolor de espalda durante el embarazo es algo recurrente, especialmente a partir del quinto mes de gestación, cuando el peso de la barriga se hace evidente y la futura mamá, sin darse cuenta, adopta posturas incorrectas que pueden ocasionar un fuerte dolor en esta delicada zona del cuerpo. El tipo de dolor más habitual es el que afecta la zona de las lumbares, según afirman los fisioterapeutas. Para prevenir desórdenes, es bueno evitar permanecer de pie durante mucho tiempo y prestar atención a la postura que se adopta en cada momento. 

Existen algunas posiciones y ejercicios de estiramiento que se pueden adoptar para reducir la tensión y generar una sensación de alivio en la zona afectada. Las posturas que puedes practicar durante el embarazo, para combatir el desagradable dolor de espalda, son tres: a cuatro patas, sentada y tumbada. Son posturas que, si se realizan correctamente, se pueden practicar con seguridad durante los nueve meses, a menos que el dolor sea causa de alguna enfermedad. En este caso, será el médico el que indicará el tratamiento a seguir. Las tres posturas que describimos a continuación se basan en técnicas, que ayudan a relajar los músculos y que pueden repetirse varias veces al día, durante unos minutos.



big Img
Foto 1 de

|

A cuatro patas
Para practicar esta postura, debes ponerte a cuatro patas, con la cabeza descansando y sin tensión, y la espalda doblada hacia arriba. Al realizar esta posición, consigues estirar los músculos de la columna. Notarás una sensación de alivio del dolor de espalda, porque reducirás la presión en los discos intervertebrales. Puedes repetir el ejercicio varias veces al día, sobre todo, si durante la jornada permaneces mucho tiempo de pie o sentada. Debes mantener la posición durante unos minutos.

|

Sentada
La práctica de esta posición debe hacerse de la siguiente manera: debes elegir una zona del suelo que te permita respaldarte contra la pared de forma recta, colocando una almohada detrás de la espalda o, si tienes la opción y lo prefieres, con una pelota elástica de grandes dimensiones. Una vez en el suelo, debes dejar descansar las plantas de los pies en el suelo, e intentar descansar y destansar el resto del cuerpo.

|

Tumbada
Debes colocarte de lado en el suelo y poner una almohada entre las piernas ligeramente flexionadas (tal como indican las flechas). Por norma general, no debes acostarte sobre el lado derecho, para evitar presionar la vena cava inferior. Puedes mantener esta posición durante unos minutos si notas alivio en la espalda. El ejercicio puede repetirse cada vez que sientas la necesidad.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Tres posturas para aliviar el dolor de espalda Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)