Mi bebé y yo

¿Puedes utilizar desodorante durante el embarazo?

( 1 voto) load

Durante el embarazo es frecuente que aumente la sudoración. Sin embargo, ¿es bueno utilizar desodorante estando embarazada? ¿Qué productos es mejor utilizar? Te lo explicamos en detalle.

Durante el embarazo, es fácil transpirar más de lo habitual. Por un lado, entran en juego los cambios hormonales, que pueden incrementar la sudoración. Por el otro, el aumento de peso hace que te canses más fácilmente, con lo que es más fácil sudar. Cuando hablamos de sudoración, la zona más delicada son las axilas, aunque también es frecuente sudar en zonas con pliegues cutáneos (pecho o abdomen), así como en los pies. 

¿La solución para contrarrestar el sudor y el mal olor? El desodorante. Pero ¿es bueno utilizarlo durante el embarazo?  Los expertos aseguran que los desodorantes se pueden utilizar con seguridad durante todo el embarazo. Cierto es que para las axilas es preferible elegir productos libres de perfumes, alcohol y aluminio, ya que es una zona muy sensible y predispuesta a las alergias.  Con respecto a las formulaciones, cada embarazada puede elegir la que prefiera, teniendo en cuenta que el formato del desodorante en crema generalmente dispone de una acción más prolongada, al ser absorbido por la piel y desempeñar una acción hidratante. Por otro lado, el formato en roll-on permite distribuir uniformemente el producto. Y si eres de las que prefieren el formato en spray, también puede utilizarse sin problemas. Eso sí, siempre sin alcohol.  

La forma correcta de aplicar el desodorante es sobre la piel limpia y seca, esperando un minuto para que se seque y limpiando, a continuación, el exceso de producto que ha quedado sobre la piel. Una ayuda extra para mantener la piel seca todo el día es con la aplicación de talco, ideal para las axilas y también para las zonas de la piel que presentan pliegues.  El talco evita que sudes en exceso y reduce el mal olor.

¿Puedo utilizar desodorante varias veces al día?
Lo ideal es limitar su uso y utilizarlo una vez al día, por la mañana. Sin embargo,  si sientes la necesidad de volverte a aplicar el producto, puedes hacerlo. En este caso, es importante lavarse antes la piel para eliminar los residuos de sudor y producto acumulados. Si no te es posible lavarte con agua y jabón, puedes utilizar una toalla húmeda. ¿Y los pies? La sudoración puede también aumentar en esta zona y ocasionar olores desagradables. Para ello, existen desodorantes específicos. Un truco consiste en espolvorear talco sobre ambos pies, y también en la plantilla de los zapatos y aplicar plantillas de carbono naturales, que absorben la humedad.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

¿Puedo utilizar desodorante estando embarazada? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)