Mi bebé y yo

Varicela en el embarazo: los riesgos para el bebé

( 0 votos) load

Durante la infancia, la varicela es una enfermedad inocua. Durante el embarazo, en cambio, presenta algunos riesgos, sobre todo para el feto. Descubre en este artículo cuáles son.

La varicela es una de las enfermedades más comunes y deja una inmunidad permanente. No se trata de una patología importante y no comporta problemas al paciente. Pero ¿qué ocurre si la varicela aparece por primera vez mientras se espera un bebé?

¿Cómo se produce el contagio de la varicela?

La varicela se coge por contagio directo. El contagio es muy fácil, casi inevitable, porque el virus se transmite por las vías respiratorias y es suficiente con estar en el mismo ambiente para infectarse.

Es mucho más improbable que la trasmisión sea indirecta: si otro hijo (que ya ha tenido esta enfermedad) entra en contacto con un amigo que tiene varicela, no lleva el virus a casa. Tampoco es posible coger la infección de un objeto tocado por alguien enfermo.

La varicela tiene una fase de incubación de 15-21 días y el período de contagio empieza 1-2 días antes de la aparición de las vesículas hasta su completa transformación en costras.

¿Qué ocurre si la varicela se contrae en el embarazo?

En primer lugar, si la embarazada enferma, no necesariamente el virus contagia también al bebé: según los cálculos, esto ocurre sólo en el 17% de casos. Si esto ocurre, las posibles consecuencias dependen de la época de gestación en la que tiene lugar el contagio.

Los problemas mayores se dan si la futura mamá coge la varicela en el primer trimestre, cuando los órganos del embrión todavía se están formando. Si el bebé se infecta, existe un 7% de posibilidades de que, al nacer, presente el síndrome de la varicela congénita, caracterizada por lesiones cutáneas con cicatrices, atrofia muscular, hipoplasia de los dedos (dedos más pequeños y cortos de lo normal) o lesiones cerebrales, como encefalitis, que pueden ser causa de retraso mental. En los casos más graves, también puede tener lugar un aborto espontáneo.

¿Es cierto que contraer la varicela antes del parto es muy peligroso?

Si el contagio ocurre en el segundo o tercer mes, las consecuencias son menos graves y disminuyen al avanzar del embarazo. Sin embargo, en las últimas semanas, hay que tener mucho cuidado si se coge la enfermedad. Hay tres casos posibles:

- Si el contagio ocurre hasta 21 días antes del parto, y la mamá manifiesta la enfermedad, las posibilidades de que el virus atraviese la placenta es bajo y, aunque ocurra, la mamá ya ha tenido tiempo para pasar sus anticuerpos al feto. Según la época de contagio, el bebé podría curarse antes de nacer o manifestar la varicela después del parto; también en este caso, la enfermedad no suele causar consecuencias.

- Si el parto tiene lugar durante el período de incubación de la enfermedad, el bebé nace sano pero puede infectarse el los días siguientes. En este caso, es cierto que no ha recibido los anticuerpos maternos (que se producen sólo cuando la enfermedad se manifiesta), pero la viremia (es decir, la concentración del virus en la sangre) es inferior, porque el virus no ha sido transmitido por la placenta, sino por vía aérea. De todas formas, antes de que pasen 48 y nunca después de 78 horas, hay que inyectar al bebé inmunoglobulinas específicas contra el virus de la varicela, que ayudan al sistema inmunitario todavía inmaturo del niño. Sólo después, se decide si darle medicamentos antivirales, que tienen una acción mas lenta que las inmunoglobulinas.

- El caso peor es si el contagio ocurre 18-20 días antes del parto, porque el bebé nacerá justo al empezar de la sintomatología, período en el que la viremia está en sus máximos niveles. En esta situación, la mamá todavía no ha podido transmitir sus anticuerpos al feto y en el momento del nacimiento el pequeño todavía no habrá desarrollado una respuesta inmunitaria. Es la situación que puede comportar las consecuencias más graves (incluso letales). Por eso, es importante que la mujer intente establecer la fecha exacta de contacto con el virus para decidir, junto con el ginecólogo, si adelantar o atrasar el parto de unos días para que no coincida con los días más críticos.

¿La futura mamá puede correr graves riesgos?

La mamá no corre ningún riesgo. Sin embargo, la sintomatología puede ser mas molesta y fuerte: de hecho, todo su organismo está ocupado para cuidar del bebé, y también su sistema inmunitario podría ser momentáneamente más débil.

Para hacer pasar más rápidamente la enfermedad y reducir el riesgo de infectar al bebé, se pueden administrar inmunoglobulinas, pero siempre antes de que pasen 72 horas de la exposición al contagio. Se desaconsejan los medicamentos antivirales, porque no son seguros durante el embarazo.

¿Se puede prevenir el contagio de la varicela en el embarazo?

La única forma segura y eficaz es la vacuna. El producto es totalmente seguro, si una mujer está segura de que nunca ha tenido el virus, puede ponerse la vacuna al menos tres meses antes de la concepción, para poder estar totalmente tranquila.

Sin embargo, a veces, la enfermedad se presenta sin ningún síntoma: el 20% de pacientes ni siquiera sabe haberla tenido. En caso de duda, es suficiente con hacerse un control serológico con análisis en la sangre de los anticuerpos específicos para el virus varicela-zóster. Si el examen da negativo, la mamá puede ponerse la vacuna.

¿La varicela se puede contagiar por contacto con alguien que tiene un herpes zóster?

Sí, aunque el contagio es más difícil. Una vez que entra en el organismo, el virus de la varicela se queda en los ganglios nerviosos o en la médula ósea.

En algunas situaciones, hay una reducción de las defensas inmunitarias, como en el caso de enfermedad o estrés, y el virus puede volver a manifestarse afectando a un solo nervio, donde aparecen enrojecimiento cutáneo y pequeñas vesículas que provocan ardor y dolor más o menos intensos: es el herpes zóster también llamado fuego de San Antonio. Tratándose del mismo virus, el contagio puede ocurrir también por una persona con este tipo de herpes, pero la transmisión, en este caso, es mucho más difícil porque sólo ocurre por contacto con el líquido vesical y no por vía aérea.

¿Qué consejos podemos dar a una mamá que no ha tenido la varicela?

Podemos sugerirle que se aleje de quienes están enfermos. Si ya tiene un niño y sabe que en su guardería está circulando la varicela, puede evitar acompañarlo durante un tiempo. Si un componente de la familia ya ha sido contagiado, y es imposible evitar la infección en casa, hay que consultar al ginecólogo cuanto antes y él decidirá qué hacer basándose en la época del contagio.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Varicela en el embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)