Mi bebé y yo

Hábitos diarios: ¿harán daño a mi bebé?

( 2 votos) load

A veces, durante el embarazo, nos surgen dudas sobre si es bueno continuar con los mismos hábitos de siempre. Respondemos a las preguntas más frecuentes sobre este tema.

Si el embarazo va bien y el ginecólogo no recomienda tomar precauciones específicas, se puede hacer todo lo que se hacía antes del embarazo, considerando, sin embargo, que ahora hay que tener un poco más de cuidado. Aquí tenéis las respuestas a las preguntas más frecuentes de las futuras mamás.

Tareas domésticas: ¿puedo seguir haciéndolas sola?

La gestión diaria del hogar no comporta problemas. Sin embargo, hay que evitar realizar una limpieza más profunda, que prevé tareas que requieren el uso de escaleras y comportan un posible riesgo de caerse. Por lo demás, se puede hacer prácticamente de todo, aunque siempre sin cansarse demasiado. Cuando limpias el suelo, por ejemplo, no llenes demasiado el cubo de agua, para evitar levantar peso; llénalo por la mitad y ayúdate con la fregona para no agacharte con frecuencia. Cuando planches la ropa, regula la altura de la tabla para poder hacerlo sentada; si prefieres estar de pie, apoya el pie en una superficie elevada, con el fin de no cansar demasiado la espalda. Para las tareas más pesadas, no dudes en pedir ayuda a tu pareja.

Si subo escaleras o camino rápido, mi barriga se endurece. ¿Qué quiere decir?

Se trata de pequeñas contracciones del útero, que, normalmente, se empiezan a notar a partir del quinto mes de embarazo. Si se presentan de vez en cuando, pueden considerarse fisiológicas, pero, si las notas más cuando corres demasiado, quiere decir que tu cuerpo te está mandando un mensaje y te pide que no te canses demasiado. De hecho, en cuanto se frena un poco el ritmo, desaparecen en seguida. Si las contracciones se presentan con frecuencia o de forma continuada, es oportuno consultar a un ginecólogo.

Música a todo volumen: ¿si el bebé se mueve es que está asustado?

Si escuchar música provoca sensaciones placenteras para la mamá, el pequeño se “pone a bailar”: no hay ningún peligro si el volumen es un poco más alto, porque el líquido amniótico atenúa los ruidos. Si el bebé percibe que su mamá está preocupada, normalmente se queda quieto. Cuando sienta que su mamá se ha tranquilizado, el niño volverá a moverse como de costumbre.

Estoy acostumbrada a dormir boca abajo: ¿puedo aplastar al bebé?

Hasta que el útero siga siendo un órgano pélvico, es decir, se encuentre en la pelvis, se puede adoptar cualquier posición para dormir, porque el peso del cuerpo todavía no comporta ninguna molestia. Sin embargo, al final del primer trimestre, con el crecimiento del feto, el útero sube hacia arriba y se convierte en un órgano abdominal: en este punto, nuestro mismo cuerpo nos señalará que tenemos que darnos la vuelta, simplemente, porque, si estamos boca abajo, sentiremos una sensación de molestia que no nos permitirá mantener esa posición.

¿Puedo llevar las bolsas de la compra?

Sí, pero sólo si no pesan mucho. Cuando las levantes, no flexiones la espalda; es mejor que dobles las rodillas: de esta forma, el peso estará bien repartido entre las piernas y la columna vertebral, y no correrás el riesgo de sufrir ciática lumbar. Mientras levantes el peso, contrae un poco los esfínteres, con el fin de prevenir posibles problemas de incontinencia urinaria: no olvides que el embarazo es un factor de riesgo para este trastorno, ya que el bebé, con su peso, hace que los músculos pélvicos estén más relajados.

En el trasporte público: ¿los movimientos pueden afectar al bebé?

Gracias al líquido amniótico, los eventuales choques están atenuados, y también las vibraciones y los movimientos son percibidos por el bebé de forma más suave. Obviamente, es mejor evitar los choques. En los medios de trasporte, normalmente, existen asientos reservados para las mujeres embrazada. Si no fuera así y todos los asientos estuvieran ocupados, no dudes en pedirle a alguien que te ceda su sitio.

Ya tengo un niño de tres años: ¿debo tomar alguna precaución?

Normalmente, existe el temor de que el niño, en sus demostraciones de amor, comprima la barriga y cause daños al feto. Sin embargo, el bebé está naturalmente protegido por el líquido amniótico: entre sus funciones, también está la de atenuar los impactos. Para evitar que las efusiones del niño sean potencialmente peligrosas, podemos explicarle que, en la barriga de mamá, está su hermanito, al que le gusta que le abracemos delicadamente. No hay ningún riesgo si cogemos al niño en brazos, pero, si ya tiene tres años, es mejor enseñarle a ser más autónomo en algunas acciones diarias, como sentarse en su trona, en la silla de paseo o en su camita. Se trata de costumbres que nos resultarán muy útiles cuando nazca el bebé, que necesitará más atenciones.

Rayos UVA: ¿se puede durante el embarazo?

Los rayos UVA no son dañinos para el feto, que está dentro del útero materno, pero es mejor evitarlos durante el embarazo: en primer lugar, porque podrían evidenciar una alteración estética típica del embarazo, llamada “cloasma gestacional, y que se manifiesta con manchas oscuras en algunas zonas de la cara (sobre todo, barbilla, frente y pómulos). Esto ocurre a causa del aumento de los estrógenos, que provoca una acumulación de melanocitos, las células que producen la pigmentación oscura de la piel, pero también puede deberse a los rayos UVA. Además, las camillas desprenden un calor intenso, que puede provocar una vasodilatación temporal y  causar dificultades circulatorias, sobre todo, en las extremidades inferiores, ya de por sí hinchadas como consecuencia de los factores hormonales y del peso de la barriga. Por último, durante los nueve meses, la piel de la mamá es más sensible, y los rayos UVA podrían irritarla con más facilidad.

Te puede interesar

Hábitos diarios: ¿harán daño al bebé? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (2)

Hola, estoy de 18 semanas y en esta última semana he tomado un ibuprofeno al dia por dolor en el nervio de las muelas porque me dijeron que el uso moderado hasta el segundo trimestre podia usarlo. Pero me he enterado que bajo ningun concepto e de tomar ibuprofeno.. Alguien podría informarme y si mi bebe corrr peligro? Gracias
Jaaa me ha sido de gran ayuda esta revista gracias ;)