Mi bebé y yo

Más vitamina D contra la gripe

( 0 votos) load

La "vitamina del sol", la vitamina D, ayuda a reducir el riesgo de gripe. Por esta razón, se aconseja que las mujeres embarazadas la tomen durante los meses más fríos. Conoce sus beneficios.

El invierno ya casi está aquí y, con él, las enfermedades de estación. Para aumentar las defensas, es importante tomar vitaminas y minerales, sobre todo en el embarazo, cuando es mejor no tomar fármacos si no es estrictamente necesario. Hoy, además de la clásica vitamina C, que tiene propiedades antiinfecciosas, los estudiosos aconsejan aumentar también la ingesta de vitamina D. 

Vitamina D para aumentar las defensas

La exposición al sol aumenta la producción de vitamina D en el organismo y, por esta razón, a esta sustancia se le llama también la “vitamina del sol”. Desde hace tiempo, estaba comprobado que el sol y la vitamina D tenían un rol importante en la prevención de las enfermedades típicas del invierno. Pero, recientemente, un estudio realizado a 6.700 adultos, publicado en el British Journal of Nutrition  parece haber confirmado tal relación, evidenciando un riesgo más bajo de gripe y síntomas de la gripe en los sujetos con unos niveles de vitamina D más altos.

Todos sus beneficios

La vitamina D es importante para muchas de las funciones del organismo, en primer lugar, para la correcta absorción del calcio y la formación de los huesos. Precisamente por esta razón, es una vitamina necesaria para la salud de las mujeres embarazadas, porque favorece el desarrollo del esqueleto del bebé. También lo es para los niños pequeños, que, en caso de carencias, pueden sufrir de raquitismo y, más en general, de problemas en el desarrollo de los músculos y también de su estructura ósea. Además, algunos estudiosos han evidenciado que la vitamina D favorece una correcta actividad cardíaca.

Si la exposición al sol no es suficiente…

En general, para obtener una correcta producción de vitamina D, es suficiente con exponerse a la luz del sol durante alrededor de 15-20 minutos al día. Sin embargo, en los meses de invierno, puede ser difícil tomar incluso esta mínima dosis de sol y quedarse corto con esta importante vitamina. En estos casos, es aconsejable recurrir a suplementos vitamínicos que proporcionen alrededor de 5 mcg de vitamina D al día, naturalmente, siempre siguiendo el consejo del médico. Lo mismo vale para las personas que se encuentran en situaciones particulares que precisen de una mayor cantidad de vitaminas, como las mujeres embarazadas, las mamás que dan el pecho y los ancianos.

Una ayuda para la dieta

Siempre que sea posible, más que recurrir a los suplementos, es mejor intentar asumir las dosis correctas de vitaminas y de minerales a través de la alimentación. Como el resto de las vitaminas, también la vitamina D se puede tomar a través de la dieta. Algunos de los alimentos particularmente ricos en esta sustancia son: el aceite de hígado de bacalao, la caballa salada, la anguila, el salmón ahumado, el esturión, el pargo colorado, las sardinas, el pez espada y el atún en aceite.

 

Te puede interesar

Más vitamina D contra la gripe Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)