Síguenos
Mi bebé y yo

Regálate un momento de bienestar

( 1 voto) load

Segundo trimestre de embarazo: ¿te notas cansada al terminar el día y necesitas relajarte? Toma nota de estas opciones que te proponemos, para que disfrutes de tu momento de bienestar diario, con tus amigas, tu pareja o contigo misma.

Relajarnos es algo que deberíamos practicar diariamente, como una rutina más de entre las mil tareas que realizamos día tras día. Es algo que deberíamos llevar a la practica durante toda la vida, sea cual sea nuestra situación. Sin embargo, durante el embarazo, es más que importante que busques, cada día, unos minutos para desconectar, detenerte un instante y dedicarte a sentirte bien contigo misma. Debes tener en cuenta que durante los nueve meses de gestación el cuerpo y la mente realizan un trabajo extraordinario y, por ello, debes mimarte más que nunca. Así que concédete un pequeño momento de bienestar y disfruta del período mágico que estás viviendo. Aprender a relajarte puede serte muy útil para cuando llegue el día del parto. Concéntrate en la respiración, tómate un baño, sal con las amigas...Pon en práctica cada una de las ideas que te damos a continuación.

 



big Img
Foto 1 de

|

Salir con las amigas
Una buena forma de relajarse es salir con las amigas en plan tranquilo. Puedes invitarlas a tomar el té en casa, salir a tomar un café, iros de tiendas o, simplemente, salir a pasear.  Lo bueno de compartir momentos con las amigas es que te dejas llevar, comentas con ellas preocupaciones y temores, te ríes a carcajadas y, en definitiva, desconectas y te relajas.

|

Tomarse un baño
Llenarte la bañera de agua caliente es sin duda una de las maneras más agradables de relajarse y eliminar el estrés. Para lograr la atmósfera adecuada, puedes iluminar el baño con velas y ponerte música relajante. En el agua, puedes disolver sales y aceite esencial de lavanda, una esencia que no tiene contraindicaciones en el embarazo y, como su nombre indica, es capaz de "lavar" los pensamientos negativos. Para aflojar la tensión en la cara y recuperar el tono y luminosidad a la piel, aprovecha el tiempo de inmersión en la bañera para aplicarte una mascarilla de arcilla. 

|

Reencontrarse con las aficiones
Es una forma muy saludable de desconectar y disfrutar contigo misma. Simplemente, debes tomarte una tarde para dedicarte a practicar una afición que hace tiempo que no llevas a cabo: por ejemplo, ir a ver una exposición, visitar un museo, ir al cine o acudir a un recital de poesía. Sea lo que sea, te ayudará a sentirte más relajada y serena. 

|

Dejarse llevar por la música
¿Por qué no intentas dar salida a tus emociones a través de la música? Cada día, preferiblemente por la tarde, intenta dedicar media hora de descanso escuchando tu música favorita y deja que tus sentimientos fluyan. Es una práctica muy beneficiosa para ti y para el bebé. De hecho, a menudo, la música se utiliza como terapia. 

|

Disfrutar del romanticismo
¿Quieres disfrutar de una cena romántica con tu pareja, pero sin cocinar y sin tener que ir al restaurante? Puedes contratar el servicio de un chef para que venga a tu casa y prepare una cena romántica. Si no te gusta esta opción, que cada vez está más de moda, puedes encargar una cena en tu restaurante preferido y que te la lleven a casa. Así podrás relajarte con tu pareja y disfrutar del romanticismo.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Regálate un momento de bienestar en tu embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)