Síguenos
Mi bebé y yo
Enfermedades
Enfermedades

BUSCAR POR INICIAL

a b c d e f g h i l m n o p q r s t u v

Escarlatina en niños: síntomas, contagio y tratamiento

La escarlatina es la única enfermedad exantemática causada por una bacteria. Pero ¿cuáles son sus síntomas? ¿Cómo se produce el contagio? ¿Cuál es el tratamiento? Te ofrecemos una completa guía práctica.

La escarlatina en niños, es una enfermedad exantemática causada por una bacteria, el estreptococo beta-hemolítico del grupo A, perteneciente a la misma familia que los gérmenes responsables de la amigdalitis. La bacteria se difunde a través del contacto directo con el moco o la saliva del niño infectado, con las gotitas emitidas con la tos, los estornudos o simplemente hablando, y penetra en el organismo a través de las mucosas de la nariz y de la boca. A veces, también puede transmitirse a través de objetos usados por el niño, como juguetes, etc. Los períodos de máxima incidencia son el final del otoño, el invierno y la primavera.

En la actualidad, la escarlatina se manifiesta cada vez con menor frecuencia, y raramente es virulenta. En general, es más fácil que se presente en una forma muy atenuada, que puede confundirse con una amigdalitis, y es posible que nos demos cuenta de que el niño ha tenido la escarlatina al cabo de unas semanas, cuando la piel empieza a descamarse.

Es raro que la escarlatina se manifieste en niños de menos de dos años. En cambio, es más frecuente que se contraiga en la edad escolar.

Período de incubación de la escarlatina en niños

Suele ser breve: de dos a cinco días, aunque en algunos casos puede reducirse a un solo día o prolongarse hasta una semana.

Cómo se manifiesta

Después del contagio, la escarlatina se desarrolla en cuatro tiempos:

- Primer y segundo día: empieza de forma repentina, con fiebre alta, temblores, dolor de cabeza, vómitos, un fuerte dolor de garganta y amígdalas engrosadas y enrojecidas. Los ganglios del cuello y de debajo de la mandíbula se inflaman y duelen. El niño no tiene ganas de comer. Durante las primeras 12-48 horas, aparece el exantema, primero en las ingles y después en las axilas y en el cuello; al cabo de 24 horas, se extiende a todo el cuerpo.

(Te interesa: Fiebre en el niño: qué hacer)

- Del tercer al quinto día: la piel se cubre de minúsculos puntitos rojos y cercanos entre ellos y con un poco de relieve, que dan la impresión de un papel de lija. Se extienden a las axilas, a los pliegues de los codos y a las ingles, hasta crear una única mancha escarlata. En la lengua, la pátina blanquecina normal empieza a desaparecer, las papilas gustativas aumentan de tamaño y provocan lo que los médicos llaman "lengua de frambuesa", debido a su color. La única zona que no resulta afectada es la que rodea la boca. Al cabo de tres o cuatro días, comienza la descamación.

- Del sexto al octavo día: la fiebre baja y el niño se siente mejor. Si la temperatura volviese a subir en este momento, indicaría que existe alguna complicación.

- A partir del octavo día y durante un período de tiempo más bien largo: la piel empieza a descamarse en algunas zonas del cuerpo. Primero, empieza en la cara y, después, desciende al tronco. Por último, la descamación afecta a las palmas de las manos y las plantas de los pies.

 Período de contagio

- El niño es contagioso mientras duren los síntomas.

- En el caso de que siga un tratamiento antibiótico, deja de ser contagioso a partir de las 48 horas siguientes a la primera toma del fármaco.

- El niño puede volver al colegio transcurridos tres días desde el inicio del tratamiento antibiótico.

Cuáles son las complicaciones

No existen complicaciones si la escarlatina se trata de forma adecuada con los antibióticos específicos. En cambio, si se descuida, puede derivar en fiebre reumática y en glomerulonefritis.

(Te interesa: Nefritis en el niño)

La inmunización

La enfermedad está provocada por varios estreptococos, que pertenecen a cepas diferentes; por lo tanto, es posible enfermar varias veces de escarlatina.

Cómo se combate

- El pediatra prescribirá un antibiótico específico y fármacos antitérmicos.

- Es conveniente que el niño beba mucho, sobre todo zumos de naranja, limón y pomelo.

- Dado que la enfermedad está causada por diferentes bacterias, la vacunación sería inútil e ineficaz.

Cuándo dirigirse al pediatra

Hay llamarle inmediatamente si:

- El niño no traga saliva y tiene dificultad para deglutir.

- La orina del niño se ha vuelto oscura.

- Una semana después del inicio del exantema, la fiebre vuelve a subir.

- Al niño le duele el oído, tiene un fuerte dolor de cabeza que puede hacer sospechar una sinusitis, tiene los bronquios inflamados o dificultad para respirar.

(Te interesa: Enfermedades en niños)




Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (2)

Invitado - invitado
muy buena la pagina ya me informe mejor mi hijo tiene 5 años en este momento tiene escarlatina...
Invitado - invitado
mi niño presenta descamacion dedos de las manos es una secuela o no