comscore

 Broncoespasmos en mi hija

     1 votos
Tengo una hija de 22 meses con un estado de salud estupendo, come de todo y muy bien, y duerme estupendamente (por lo general). Es muy muy activa. Mide 87cm y pesa 11.400k. El único problema que tiene, y que de verdad ya me inquieta aunque los médicos me aseguran que desaparecerá, es que en lo que va de año ha sufrido tres cuadros de broncoespasmo, para lo que hemos seguido cada una de las veces un tratamiento con ventolín, y en dos ocasiones, con antibiótico (amoxicilina). Aparte de esto, decirle que la tos no se le ha quitado a la niña ni un solo día desde el mes de septiembre 2006 que comenzó la guardería, y hemos probado de todo sin éxito (singulair, inmunoferon, mucosan....), los únicos días en todo el año en los que no ha tenido tos, han sido los ocho que estuvimos en la playa.
Durante la revisión pediátrica por el ultimo episodio de broncoespasmo, la suplente de su pediatra habitual nos ha recomendado probar "azitromicina", pero no me he atrevido a suministrárselo, la verdad, no me da mucha confianza aunque me ha asegurado su éxito aunque su uso no está muy extendido aún. ¿Vd. que opina?, agradecería una segunda opinión al respecto, tanto sobre el medicamento que menciono, como sobre la frecuencia y consecuencia de los episodios de broncoespasmo que ha sufrido mi hija hasta la fecha (los médicos aseguran que lo más probable es que a partir de los dos años desaparezcan y no se vuelvan a producir).

 

 

Dr. Luis González Trapotehttp://www.mibebeyyo.com/expertos-especialistas/pediatria/pediatra/luis-gonzales-trapoteDr. Luis González Trapote

 

 

Dr. Luis González Trapotehttp://www.mibebeyyo.com/expertos-especialistas/pediatria/pediatra/luis-gonzales-trapoteDr. Luis González TrapoteDr. Luis González Trapote

Cuando un niño menor de dos años padece más de dos episodios de broncoespasmo (tres, en el caso de la niña), el diagnóstico de asma ya está hecho. Ser asmático es una manera de reaccionar de los bronquios de un elevado número de niños, que presentan lo que se denomina una hiperreactividad bronquial. Eso quiere decir que las vías respiratorias bajas tienen una sensibilidad especial (en el fondo, una inflamación crónica) que les hace responder de una manera concreta, con tos, silbidos en el pecho y dificultad respiratoria (o algunos de estos signos aislados) por la acción de diferentes factores desencadenantes: infecciones respiratorias virales, irritantes respiratorios (humo de tabaco, polvo, etcétera) y alergia respiratoria. Me parece importante aclarar si en la niña existe un fondo alérgico, y no porque, si existe, sea éste el factor desencadenante habitual, sino para evitar en lo posible el contacto con los alergenos respiratorios más frecuentes en los niños, como los ácaros del polvo. La presencia de tos continua (que no deja de ser una manera de presentarse el asma) puede depender de las infecciones virales que debe sufrir con mucha frecuencia al ir a guardería, pero nunca debemos olvidar los irritantes respiratorios, sobre todo el humo del tabaco. Si no existe alergia, es probable que a medida que se va haciendo mayor, al ser más resistente a los virus respiratorios, el asma (la hiperreactividad bronquial) vaya desapareciendo. En el caso de que los análisis y otras pruebas demuestren la presencia de alergia se tendrá que profundizar más en el diagnóstico con el fin de orientar el tratamiento más específico posible. Respecto a los medicamentos que menciona como preventivos, suelen ser poco eficaces en los niños de esa edad. El último que señala es un antibiótico. Quizás no es ése el nombre correcto.