Doctor, estoy en la semana 39 de mi embarazo. Todo va bien, excepto por un pequeño problema. Desde hace algún tiempo me ha entrado un extraño y fuerte antojo de oler gasolina, tan fuerte que se ha convertido en una fijación. Me vi obligada a poner una gota en una botella y respirarla durante algunos segundos al día, pues de otro modo me habría vuelto loca. A veces, pienso que no soy normal y me siento culpable por mi bebé, tengo miedo que este antojo le haya hecho daño. Querría la opinión de un médico. Gracias.

Respuesta de Dr. Claudio Ivan Brambilla

Aspirar hidrocarburos no es lo ideal, pero lo que ha hecho no debería haber causado problemas a su bebé. Durante el embarazo, fenómenos como éste son habituales, así que esté tranquila. En su lugar, busque un olor alternativo que la pueda satisfacer: no sabría qué sugerirle porque las preferencias son muy subjetivas. Saludos cordiales. 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar