Buenas tardes, tengo un problema que me atormenta: sufro de cistitis por Escherichia coli, que me trato con Monurol y manosa. Pensé que me había curado hace dos meses, pero, hace dos semanas, volví a mi médico de cabecera por unos fuertes dolores en los riñones y en la zona de los ovarios y el apéndice. Resultó que era una cistitis mal curada que se había extendido a los riñones, y hoy he terminado los diez días de tratamiento con antibióticos. Hace unos meses, en la visita ginecológica, me hice la prueba del Papanicolaou (que, como resultado, me dio una inflamación), donde me encontraron una leve candidiasis, así como una ecografía transvaginal, y todo salió bien. Ayer tuve relaciones con mi novio y se dio cuenta de que se había manchado de sangre, pero no parecía la menstruación... ¿ Qué debo hacer? ¡Estoy muy nerviosa! ¡Gracias!

Respuesta de Dr. Claudio Ivan Brambilla

Creo que podría ser la llamada cistitis intersticial (CI), una inflamación de la vejiga de la que no son responsables las bacterias, como, en cambio, sucede en las formas más comunes de la cistitis. La cistitis intersticial es un síndrome poco frecuente que se manifiesta por dolor en la vejiga y la necesidad de orinar. En los últimos años, ha habido varias hipótesis sobre sus causas, sin que se haya llegado a una respuesta definitiva. La teoría más aceptada es que la inflamación en la vejiga se produce debido a una alteración de la mucosa que cubre las paredes interiores.  La mucosa, que, en condiciones normales, hace impermeables las paredes de la vejiga, podría no realizar esta función y permitir la penetración de la orina: de ahí su inflamación. La CI puede ser un poco complicada de diagnosticar, aunque ginecólogos y urólogos expertos pueden determinar el problema con ayuda del historial de la paciente. A este respecto, se observa que la CI aparece a menudo en las mujeres con síndrome del colon irritable, síndrome de fatiga crónica (un cansancio insuperable sin causas orgánicas individuales) o que sufren de alergias. En cuanto al tratamiento, se han obtenido resultados satisfactorios con preparados que reparan la mucosa de la vejiga. Asimismo, se ha observado que la alimentación influye en el progreso del síndrome. Quien padece CI debería eliminar drásticamente de su dieta todos los alimentos picantes, las bebidas a base de cola, los fritos, el alcohol y el café, y minimizar, en lo posible, el consumo de grasas animales (en particular, quesos viejos o curados, crema agria e hígado). Evite también los frutos secos, el chocolate negro y los tomates.

Esto es solamente una hipótesis. Obviamente, el problema puede deberse a la presencia de bacterias que el antibiótico no ha conseguido erradicar, tal vez, por un problema de resistencia al fármaco. Le recomiendo encarecidamente que hable con su médico.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar