Estimado Doctor, estoy embarazada de 4 meses. Al inicio del embarazo, me hice la prueba del citomegalovirus. Encontré que no soy inmune, a pesar de haber trabajado durante años en una escuela primaria y que tengo dos sobrinos pequeños. Estoy un poco preocupada: ¿es fácil contagiarse? Se transmite por ¿la tos?, ¿los estornudos?, ¿un beso en la mejilla de niños pequeños?, ¿de alguien infectado? ¿Cuáles son los síntomas? (últimamente, he notado como una sensación de presión y dolor en los ganglios linfáticos debajo de las orejas). Gracias.

Respuesta de Dr. Claudio Ivan Brambilla

Apreciada señora, me dice usted que nunca se ha infectado hasta hoy, entonces: ¿porque debería pasarle ahora cuando más atención presta a la higiene y a los contactos externos? Dicho esto, la infección comienza con fiebre bastante alta (más de 39 °C), acompañada de escalofríos. Además del aumento de la temperatura, se nota una gran sensación de cansancio, un malestar general, dolores musculares y dolores de cabeza. En algunos casos, va asociado a una erupción cutánea, caracterizada por manchas rosadas que tienden a propagarse por todo el cuerpo. Los ganglios localizados en el cuello, debajo de la barbilla y en la ingle pueden hincharse. El hígado también puede sufrir por el aumento de las transaminasas en la sangre (son enzimas específicas que valoran la función hepática). El citomegalovirus se mete en la saliva, la orina, las heces, la leche materna, las secreciones vaginales, el semen y también en la sangre, por lo que las vías de transmisión son muy variadas. Las repetidas transfusiones de sangre representan un importante modo de infección (pero no es su caso). Entre los adultos jóvenes, se supone que la transmisión ocurre durante las relaciones sexuales no protegidas con preservativo. Se ha observado también que la falta de higiene personal y la vida comunitaria favorecen la infección. Conviene subrayar que el citomegalovirus no se transmite muy fácilmente, ya que, aunque es contagioso, no bastan contactos mínimos y aleatorios: la infección sólo ocurre en casos de relaciones íntimas prolongadas con personas infectadas. El período de incubación puede variar de 20 a 60 días.

Por lo general, los síntomas del citomegalovirus son tan característicos que no dejan lugar a dudas y el mismo médico de cabecera puede, en un primer momento, hacer el diagnóstico. Sin embargo, la infección se debe confirmar con unos análisis de sangre. Esta prueba, llamada "de los anticuerpos en suero para CMV", determina la presencia de anticuerpos específicos en la sangre (IgM). Puede suceder, sin embargo, que los anticuerpos no sean detectables en los primeros días después de la aparición de los síntomas, es decir, hasta la cuarta semana después de la infección, con lo cual puede ser necesario repetir el examen de sangre. En cambio, otros anticuerpos anticitomegalovirus (IgG) pueden persistir en la sangre hasta varios años después de la curación. Quise darle toda esa información porque creo que le puede ayudar a tranquilizarse. Saludos cordiales.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar