Estimado doctor, estoy embarazada de 36 semanas y 2 días con una cesárea precedente, y mi bebé tiene la cabeza hacia abajo, pero en posición oblicua, como mi primer hijo. Mi ginecólogo me dejaría experimentar un parto natural si se rectificara en la semana 38, pero me parece imposible, considerando que la primera vez esto no sucedió hasta la 40, aunque me hicieron una cesárea debido al sufrimiento del bebé. Querría saber si existe un modo de acelerar la llegada de las contracciones y, tal vez, favorecer que baje la cabecita del bebé. También siento dolores en la parte más baja de la barriga, pero no creo que sean contracciones, también porque siempre he tenido un ciclo menstrual largo (y el bebé es un poco pequeño, de hecho), y tengo miedo de que me hagan la cesárea antes de que mi cuerpo pueda responder e intentar tener el parto natural. Le agradezco de antemano su respuesta, Paula.

Respuesta de Dr. Claudio Ivan Brambilla

Estimada señora, creo que debería explicarse mejor con su ginecólogo, ya que, en mi opinión, él no ha comprendido su interés en tener un parto natural. No existe ningún método al que la mujer pueda recurrir para hacer que el feto asuma una posición idónea para el parto natural. 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar