Hola, soy una chica de 19 años y estoy esperando a mi primer bebé. Ahora estoy en la semana 34 de embarazo y, desde la semana 30, aparecía en las ecografías que el líquido amniótico iba bajando. Ahora mi ginecóloga me dice que el volumen se ha reducido a 80 mm (159 mm en la semana 31) y me aconseja permanecer en reposo, incluso porque, en uno de los controles, se notaban varias contracciones. Además, ella controla cada semana el crecimiento de mi bebé. ¿Hay algún riesgo para mi bebé? ¿Qué se debe hacer en un caso similar? ¿Son suficientes los consejos de mi ginecóloga o debería actuar de una manera diferente?

Respuesta de Dr. Claudio Ivan Brambilla

Me parece que el seguimiento que le hace su ginecóloga es el más adecuado, puede quedarse tranquila simplemente siguiendo sus instrucciones y sus consejos. En cuanto a las contracciones, es frecuente que las mujeres muy jóvenes den a luz un poco antes de la fecha prevista (que se calcula sobre la base de unos datos estadísticos), por lo que puede ser la señal de un parto inminente. Pero tenga en cuenta que, desde el punto de vista médico, un embarazo llega a término al final de la semana 38, por lo cual no debe preocuparse en absoluto. 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar