Hola, hace 26 días que estoy embarazada y la beta-HCG, el día 23, dio un valor de 1163,0. El día 15 de embarazo empecé a tener unos dolores abdominales de forma continuada, sobre todo cuanto estoy sentada y llevo pantalones. El día 21 me hice una ecografía y todo salió bien, aunque el feto todavía no era visible y las paredes del útero aparecían un poco engrosadas. Hoy me duele menos que de costumbre, pero normalmente suele ser muy fuerte, incluso en las posiciones más cómodas. Esta noche, el dolor ha llegado a despertarme. Estoy preocupada. Me han dicho que si lo puedo aguantar no es nada importante, pero nada más. ¿Podría ser un problema genético? Mi madre también tuvo los mismos dolores en los dos embarazos. Gracias, Leonor.

Respuesta de Dr. Claudio Ivan Brambilla

Es difícil que los dolores del principio del embarazo se deban a una cuestión genética. Existen unas molestias bastante comunes entre las mujeres embarazadas y que deben aceptarse sin mucha preocupación. Se trata de calambres leves: si se volvieran más fuertes, podría ser conveniente consultar a su ginecólogo. Le invito a vivir con más serenidad esta gran aventura. Dentro de poco podrá ver a su bebé en la ecografía, céntrese en eso y confíe más en madre naturaleza: ella sabe lo que hace. Saludos.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar