Le escribo con la esperanza de aclarar una gran duda que tengo sobre cómo se desarrolló mi parto. El embarazo fue muy bien, todos los controles y los análisis siempre dieron buen resultado. El único problema es que gané unos 30 kilos, que, sin duda, influyeron en la preeclampsia que sufrí en la fase final de mi embarazo. Los médicos decidieron provocarme el parto para no ponerme en riesgo y, entonces, en la semana número 38 + 4 días, me ingresaron, y al día siguiente me estimularon con el gel. Después de medio día de presentar signos de inicio del parto, me pusieron la epidural cuando tenía 2 cm de dilatación. Me llevaron a la sala de partos, pero el útero dejó de contraerse. Entonces, me rompieron aguas, y la dilatación se paró en 3 cm. Después de unos 10-15 minutos, me dijeron que tenían que hacerme una cesárea con anestesia epidural, pero al final me la hicieron con anestesia general porque el bebé estaba sufriendo. ¿Cree que todo lo que me hicieron fue correcto? Gracias.

Respuesta de Dr. Claudio Ivan Brambilla

Sinceramente, creo que sí. Tenga en cuenta que, cuando se induce el parto, siempre existe la posibilidad de que el intento fracase (la medicina no es una ciencia exacta y no siempre hay víctimas y culpables, sino sucesos más o menos afortunados). En cuanto a la inducción fallida, sin duda, le explicarían, en el momento de la firma del consentimiento informado, que era posible que esto sucediera. En relación al tipo de anestesia escogida para la cesárea, evidentemente, debieron valorar que, en su caso, era preferible aplicar la anestesia general. Los médicos que la atendieron actuaron según las reglas de la ciencia y del sentido común. 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar