Doctor, estoy en la semana 14 de mi embarazo y tengo un mioma de 10 cm (inicialmente de 8 cm) y útero retroverso. En la semana 11, tuve una amenaza de aborto con leve desprendimiento de placenta, me ingresaron en el hospital durante 4 días y me dieron ácido tranexámico y progesterona. Me aconsejaron reposo (no absoluto) y 5 viales de hidroxiprogesterona capronato. Después de la ecografía de la semana siguiente, el resultado fue que no había ningún desprendimiento y el bebé estaba en óptimas condiciones. Una semana después, empecé a tener pérdidas marrón oscuro que fueron aclarándose y disminuyendo durante una semana (esto pese a estar en reposo). Una semana después, tras la visita con mi ginecólogo, me dijo que el bebé había tomado una buena postura, que por ahora no se presionaban (el mioma y el bebé) y que debía continuar con otros 5 viales de la hidroxiprogesterona. No es necesario el reposo absoluto y puedo dar un pequeño paseo si quiero. Le pregunto: en mi situación, ¿es mejor que me quede en casa o puedo pasear un par de veces por semana?

Respuesta de Dr. Claudio Ivan Brambilla

Durante el embarazo, los miomas aumentan un poco para volver a su tamaño anterior al embarazo pocas semanas después del parto. El ingreso y el tratamiento: todo bien hecho. Tenga confianza en su médico y fíese de sus consejos, la está tratando de la mejor forma posible. Saludos cordiales.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar