¡Hola! Estoy en la semana 26. Después de haber encontrado mucosidades y sangre en las heces, me diagnosticaron (por rectoscopia) una reactivación de la rectocolitis ulcerosa (en realidad, no tuve episodios de diarrea durante el día, como siempre sucedía en las reactivaciones anteriores). Quiero precisar que no tenía esta enfermedad en el momento de la concepción. Se manifestó de manera muy leve y al inicio los médicos me prescribieron Asacol 500mg en supositorios durante 1 mes. Ahora estoy tomando de nuevo Asacol 500mg en supositorios por la mañana y Asacol enema a la tarde, hasta final del embarazo (se suspenderá en las últimas semanas antes del parto). No le voy a ocultar que estoy un poco preocupada... ¿Hay riesgos para el bebé? ¿Aumenta el riesgo de parto prematuro? ¿Podré tener un parto natural o se recomienda una cesárea? Gracias de antemano.

Respuesta de Dr. Claudio Ivan Brambilla

El tratamiento es perfecto y la rectocolitis no requiere una cesárea. Durante la lactancia, el fármaco puede tener consecuencias en el bebé así que tendrá que consultar con el neonatólogo. Saludos cordiales.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar