Buenos días, doctor. Tengo un bebé de 2 años, y antes del embarazo tenía regularmente relaciones sexuales placenteras y satisfactorias con mi marido, pero después del embarazo todo ha cambiado. No siento la necesidad de intimar, y cuando lo hacemos (muy pocas veces) no hay lubricación vaginal y la penetración me duele. Además, nunca llego al orgasmo. ¿Qué ha ocurrido? ¿Existe una solución (al menos para no sentir dolor físico)? ¿Por qué el embarazo me ha cambiado tanto? Gracias por su atención.

Respuesta de Dr. Claudio Ivan Brambilla

Estimada señora, lo que le está pasando ocurre a menudo. El embarazo, el parto, la llegada del bebé y la necesidad de cuidar de él, olvidándose de sus exigencias personales y de las de la pareja, pueden hacer que el deseo se apague y la relación sexual no resulte muy atractiva. Pero hay que buscar una solución: en primer lugar, puede ser oportuno utilizar un lubricante vaginal, para evitar el dolor en el momento de la penetración. Además, es importante buscar un momento para estar a solas con su pareja, por ejemplo, dejando el bebé con sus abuelos o con la niñera. Es necesario tener tiempo y tranquilidad para volver a seguir el ritmo del amor y de la intimidad: si el niño está en la habitación de al lado llorando, es imposible dejarse ir, relajarse y alejar los malos pensamientos que dificultan la excitación y el placer sexual. Hace bien en plantearse el problema y en sentir la necesidad de buscar una solución: ser madre no implica dejar de ser mujer y esposa. Saludos cordiales, manténgame informado.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar