Buenos días, hace 3 años, después del parto, tuve problemas a causa de la placenta que, al principio, no se quería desprender, y, después, se rompió provocándome muchas hemorragias, bastante graves. Me han hecho muchos legrados y transfusiones, pero gracias a la competencia de los médicos sigo viva. Consiguieron dejarme el útero y el examen histológico confirmó la hipótesis de placenta accreta. Eso fue en mi primer parto (es decir, no formo parte de la casuística de segundo parto tras una cesárea) y no tuve ni síntomas ni nada que pudiera justificarlo. Quisiera conocer su opinión sobre cuáles pueden ser los riesgos en un posible futuro embarazo. ¿Es cierto que la placenta accreta no se puede detectar con una ecografía o con otros controles? Estoy contenta con lo que tengo, pero no quiero descartar posibles decisiones futuras.

Respuesta de Dr. Claudio Ivan Brambilla

Estimada señora, por desgracia, no siempre la ecografía permite ver si hay una placenta accreta. Lo que le ha ocurrido, de todas formas, es muy insólito. Para un futuro embarazo, le invito a consultar a su ginecólogo. Saludos.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar