Hola, para esta pregunta no sé si dirigirme a usted o al pediatra, pero intentaré con usted primero. Baño a mi bebé de 15 meses cada noche y, a cada cambio de pañal (una media de 5 veces al día - pañales lavables), le enjuago con agua tibia (de adelante hacia atrás, nunca al revés). Desde hace unos días, ¡la vagina de la niña huele a queso! No tiene pérdidas, al menos en apariencia. No parece tener dolor al orinar (no hemos notado casos de llanto inmotivado). Bebe mucho y moja muchos pañales, come con buen apetito como siempre, y está alegre y sociable como de costumbre. El único acontecimiento destacado es la vacuna contra la varicela del día 23, seguida de dos días de fiebre, ayer y hoy (presumiblemente por la vacuna) y un par de dientes a punto de salir. ¿Hay que llevarla al pediatra? ¿O al ginecólogo? ¿Deberíamos cambiar nuestros hábitos de higiene? Gracias por su respuesta. María.

Respuesta de Dr. Claudio Ivan Brambilla

En mi opinión no es nada grave. El olor desagradable puede ser síntoma de un ligero desequilibrio en la flora bacteriana local. En cuanto a los pañales de tela, es aconsejable lavarlos con poco detergente y aclararlos con el máximo cuidado, porque, de lo contrario, podrían causar irritación. Es correcto el movimiento para la limpieza (de adelante hacia atrás), que habrá que enseñarle a la niña pequeño cuando sea autónoma. De todos modos, le pediría al pediatra que le echara un vistazo: un control más es una medida de precaución razonable.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar