Hola, Doctor, estoy en la semana 37 de embarazo y, desde hace 15 días, tengo resfriado y dolor de garganta. He intentado curarme con los “remedios de la abuela”, pero sin éxito. Desde hace una semana, tengo una tos muy fuerte y hablo en voz baja. Mi ginecólogo me ha recetado un jarabe y unas pastillas antisépticas, y me ha asegurado que no conllevan ningún riesgo para mi bebé. Pero mi preocupación no son los medicamentos (sigo siempre las recomendaciones de mi médico), sino mi tos y la percepción que mi bebé pueda tener de ella… Se trata de golpes muy frecuentes durante todo el día y por la noche es aún peor. Parece casi una tos ferina y el esfuerzo me provoca dolores en el bajo vientre, en el costado y debajo del pecho. Puedo aguantar el dolor, pero no quiero que esta tos le haga daño al bebé. Gracias por su atención.

Respuesta de Dr. Claudio Ivan Brambilla

Los ataques de tos no representan un problema para el bebé, porque el líquido amniótico atenúa los golpes. Beba mucha agua, es el mejor expectorante natural y facilita la expulsión del catarro.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar