Hola, tengo 42 años y estoy en la semana 33 de mi gestación. Hace dos meses que sufro de dos varices vulvares. Además, me han aparecido también numerosas venas en las piernas. No me preocupo por el malestar y la estética, pero el caso es que en 2010 nació mi primera hija: parto natural, dos horas de contracciones, ninguna herida, y sólo dos puntos de sutura. Sin embargo, unas horas después del nacimiento, noté un dolor insoportable. Me dieron calmantes hasta que me visitó el ginecólogo (habían pasado cinco horas desde el nacimiento). Me mandaron de urgencias al quirófano: se había formado, en la vagina, una bolsa de sangre tan grande como un pomelo. Resultado: hemorragia cerrada y hematoma interior... Escuché varios nombres, pero sin entender bien lo que había pasado. Me dijeron que era una  complicación muy rara del posparto. Tengo mucho miedo del próximo parto: con varices vulvares, una  fragilidad capilar y las complicaciones del primer posparto, ¿sería  arriesgado un parto natural? Gracias.

Respuesta de Dr. Claudio Ivan Brambilla

Estimada señora, ni las varices ni una fragilidad capilar predisponen al problema con que usted se enfrentó en el posparto anterior. Lo que le ha pasado (la formación de un hematoma) es un evento muy raro (por no decir, excepcional) y es poco probable que se repita. En su caso, se aconsejaría el parto natural, ya que no supone incisiones en la piel y no requiere siempre puntos de sutura. En cambio, una cesárea sería poco apropiada.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar