Estoy embarazada de casi 26 semanas. Antes de quedarme en estado fumaba paquete y medio diario. Al comienzo del embarazo lo reduje hasta 2/3 cigarrillos al día. Pero es que ahora me apetecen cada vez más. Soy consciente del daño que puedo hacerle a mi hijo, pero no consigo dejarlo. En las revisiones periodicas todo va genial (peso, tamaño, líquido). Mi ginecólogo me dice que ante todo no pase de 5 cigarrillos al día. ¿Podría utilizar algún sustitutivo?

Respuesta de Dr. Enrique Ripoll Espiau

Absolutamente, debo decirle que el tabaco, como usted ya sabe, no es ningún beneficio ni para usted ni para su hijo. Una vez esto está claro, es lógico pensar en el mal menor para los dos, reducir al mínimo el número de cigarrillos y realizar su consumo después de las comidas, ya que éstas logran que la absorción de las sustancias nocivas sea menor. Piense en las cosas que sacrificará por su hijo; esta reflexión le hará menos duro el esforzarse por rebajar al mínimo el número de cigarrillos. Sustituir el tabaco sólo será positivo si lo hace por substancias no Nocivas, como caramelos y chicles o una boquilla de mentol. En algunas embarazadas como usted, el consejo que le doy a continuación les ha ayudado a dejar el tabaco: "Ponga unas cuantas cajetillas de tabaco juntas y lea tres veces al día los eslóganes que llevan en su exterior". Piense en el derecho de su hijo a no ser intoxicado por su madre, él se lo agradecerá sin duda.

 

 

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar