Antes de dar a luz, mi médico me dijo que tenía las glándulas inflamadas. Antes de estar embarazada, no se me había detectado, pero sí sufría muchos episodios de dolor en los labios. Además, cuando  baja la inflamación, aparece un pequeño absceso, como si fuera un herpes. Hasta que no se inflama y cicatriza, no me deja de doler; me he puesto cremas sin saber que tenia las bartolinas inflamadas, pero sigue igual. Cada cierto tiempo, me brota y molesta mucho, y me duele al sentarme y la pierna por donde sale el supuesto herpes. Según mis analíticas, todo está bien, pero no sé qué hacer cada vez que me brota . ¿Y si me opero, qué consecuencias tiene?

Respuesta de Dr. Enrique Ripoll Espiau

Las glándulas de Bartolino (es el nombre del médico anatómico que las describió por primera vez), cuando se inflaman y tienden a repetir su inflamación, la única solución es proceder a su extirpación, que no se puede efectuar cuando están inflamadas, sino que hay que esperar a hacer la intervención cuando han vuelto a su forma normal. El hecho de extirparlas no produce ningún problema posterior. 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Ginecología

Últimas consultas en Ginecología

Te puede interesar