Mi hija tiene ahora dos años, y desde que hace unos meses tuve que dejar el teletrabajo (tenía dos días en semana trabajo desde casa) y ahora sólo nos vemos por la noche y fines de semana, lo está llevando muy mal. No para de hacer cosas para llamar la atención cuando yo estoy en casa; y coge rabietas por todo, se pega, nos pega, chilla... en fin.

Respuesta de Carlos González

Apreciada amiga:
Efectivamente, los niños pequeños, sobre todo los de menos de tres años, lo pasan mal cuando se separan de su madre. Unos lo pasan mal, y otros lo pasan muy mal.
Por eso nuestra legislación permite cogerse un permiso sin sueldo (y en otros países más avanzados socialmente, un permiso con sueldo), porque saben que muchas madres sencillamente no pueden dejar a sus hijos solos.
Así que, en vista de que su hija lo está pasando tan mal, lo primero ha de ser preguntarse: ¿seguro que es absolutamente imprescindible que vaya usted a trabajar? ¿No puede retrasarlo un año, o al menos unos meses? Claro, si se queda en casa dejará de ganar un dinero; pero también ahorrará en transporte, en guardería, en comidas fuera de casa... y, a este paso, en psicólogos.
Si no puede dejar de trabajar de ninguna de las maneras, pues tendrá que compensar lo mejor que pueda en las horas que esté con su hija. Que no se puede compensar del todo, no nos engañemos; no va cuidar igual a su hija en dos horas que en ocho, del mismo modo que en la empresa donde trabaja no le van a pagar lo mismo por ir dos horas que por ir ocho. Pero al menos puede intentarlo. Puede dedicar esas horas de tarde y de la noche, y esos fines de semana, a estar con su hija, a cogerla en brazos, a contarle cuentos, a llevarla al parque, a enseñarle canciones, a aguantar sus malos humores sin enfadarse con ella.
Esto último es muy importante. Más de uno le dirá que la niña “se está portando mal” o “manipulándola”, y que lo que tiene que hacer por las tardes es ponerle disciplina y marcarle límites. Tonterías. Su hija se porta mal porque se siente mal, e intenta llamar su atención porque necesita esa atención. Reñirla o negarle la atención que pide sólo va a aumentar el problema. Es muy duro, después de trabajar durante horas, llegar a casa y encontrarte con quejas y malos humores... pero es usted la adulta, es usted la que puede hacer un esfuerzo para sonreír a pesar de todo.
Muchas madres que trabajan duermen con sus hijos en la misma cama, así ambos se sienten más seguros y duermen mejor.

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Carlos González

Últimas consultas en Carlos González

Te puede interesar