Mi bebé y yo

Cafeismo, chocolismo y cocacolismo

( 9 votos) load

Un artículo de Suzanne Powell, Psiquiatra Filosófica Especialista en Medicina Ortomolecular, que nos habla de cómo afectan los alimentos estimulantes, como el café, el chocolate y la cola, a nuestra salud.

El Café 

El azúcar no es el único químico que altera los niveles de azúcar en sangre. También lo hace la cafeína, teobromina y teofilina que se encuentran en el café, chocolate, bebidas con cola y refrescos con cafeína añadida.
El consumo de café, té negro y chocolate está relacionado con un elevado riesgo de padecer diabetes. A corto plazo, estas bebidas pueden dar un subidón, pero, a la larga, el consumo de estimulantes puede matar. Prueba este experimento. Elimina estas sustancias durante un mes. Observa lo que te pasa durante el período de abstinencia. Cuántos más estimulantes tomes, mayores serán tus síntomas de abstinencia. (Afortunadamente, esos síntomas duran sólo cuatro días). Luego, empieza de nuevo y observa lo que te pasa con tu primer café, una barrita de chocolate y la primera cucharadita de azúcar. Experimentarás lo que Hans Selye llama la respuesta inicial, una respuesta verdadera a esos químicos tan poderosos: dolor de cabeza infernal, mente hiperactiva, corazón acelerado, insomnio seguido de una gran somnolencia. Si te mantienes con los estimulantes, te adaptarás: esa es la fase 2. Sigue haciendo lo mismo y, posiblemente, sufrirás fatiga crónica: fase 3. Todo este proceso es igual para todos y, por desgracia, antes o después, se llega a la fase 3.
Una recuperación no sólo es posible, sino que normalmente es rápida. La mayor parte de la gente se siente con más energía y más resistencia frente al estrés al cabo de un período de 30 días, al eliminar los estimulantes y con un apoyo nutricional. Lo mejor es dejar el café, el té negro y el chocolate. El café descafeinado sigue conteniendo estimulantes.
El café contiene tres estimulantes adictivos: cafeína, teobromina y teofilina. Aunque la cafeína es el más fuerte, la teofilina altera el sueño y la teobromina actúa de manera similar que la cafeína, aunque en el café están presentes en cantidades más pequeñas. Por eso, el café descafeinado no está libre de estimulantes.
Obviamente, mucho café es malo para el organismo. Las personas que consumen grandes cantidades corren el riesgo de padecer cáncer de páncreas y, si una mujer está embarazada, el feto puede correr más alto riesgo de padecer defectos. El café impide la absorción de los minerales. La cantidad de hierro absorbido se reduce a una tercera parte si se toma un café después de comer. El consumo de café durante un período de exámenes reduce el rendimiento.
Existe más controversia sobre la ingesta de pequeñas cantidades de café. Como nutricionista, he visto a mucha gente librarse de problemas menores de salud, como el cansancio y jaquecas, con sólo eliminar sus 2-3 tazas de café al día. La mejor manera de evaluar el efecto que produce sobre ti el café es intentar dejarlo durante un par de semanas.
Puede que sientas síntomas de abstinencia durante unos tres días como máximo. No son más que un reflejo del grado de tu adicción. Después de esos días críticos, si empiezas a sentirte más enérgico y tu salud mejora, ¡qué mejor indicativo de que están mejor sin el café! Las alternativas más populares son los preparados de achicoria o las infusiones de té saludables (té rooibos, té verde, té blanco, yoghi té, etc.).

Chocolismo
El chocolate está lleno de azúcar. También contiene cacao como principal ingrediente activo. El cacao proporciona cantidades significativas del estimulante teobromina, cuya acción es similar a la cafeína aunque no tan fuerte. La teobromina está también presente en algunos alimentos y bebidas (cremas de cacao, galletas y bebidas con una base de leche). Al tener un elevado contenido en azúcar, su sabor es más delicioso, pero es muy fácil volverse chocohólico.
La mejor manera de eliminar el hábito es imponerte un mes sin chocolate, nada de nada. Lo puedes sustituir por dulces más sanos e incluso por caramelos a base de zumos naturales o barritas de cereales que se encuentran en tiendas de dietética. Después de un mes, habrás superado la adicción.

Abuso de cola
Ciertos refrescos tipo cola contienen entre 5 y 7 mg de cafeína, un cuarto de la cantidad presente en una taza de café. Además, estas bebidas a menudo tienen un elevado contenido en azúcar y colorantes, y su neto efecto estimulante puede ser considerable. Fíjate bien en los ingredientes y aléjate de las bebidas que contienen cafeína, químicos, azúcar y colorantes.

Quita el hábito
Cambiar cualquier hábito causa estrés, así que lo mejor es intentar eliminar todo a la vez durante un mes y ver cómo te sientes. Una manera de compensar, es mimarte con una dieta muy saludable. Ya que todos los estimulantes afectan a los niveles de azúcar en la sangre, es mejor mantener los niveles estables aportando alimentos que den la sensación de saciedad: copos de avena o yogur con plátano en el desayuno y, luego, respetar las horas de la comida y de la cena, y contemplar una posible merienda.
Lo peor que puedes hacer es pasar horas sin comer. Una investigación de la Universidad de Columbia de Nueva York sugiere que una dieta alcalinizante puede reducir el mono de estimulantes, tabaco y alcohol. Eso significa que hay que comer una gran variedad de frutas y vegetales frescos. Estos alimentos, ricos en fibra, ayuda a equilibrar los niveles de azúcar.

Ayuda nutricional
Para minimizar los síntomas del síndrome de abstinencia, los nutrientes claves son la vitamina C (2,000mg) y las vitaminas del complejo B, incluyendo especialmente la vitamina B6 (100mg), a través de un multi-nutriente de alta potencia, que contenga 75-100 de complejo B). Para compensar los minerales que se pierden por la orina, se recomienda tomar calcio y magnesio juntos (600mg:300mg) o dentro de un multi nutriente.

Suzanne Powell

Un artículo de Suzanne Powell
Psiquiatra Filosófica Especialista en Medicina Ortomolecular Instructora de cursos ZEN

suzannepowell.blogspot.com


 

Te puede interesar

Efectos del café, el chocolate y las bebidas de cola en la salud Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)