Síguenos
Mi bebé y yo

Summer fruits

( 1 voto) load

Fresca, dulce y aromática. La fruta típica del verano constituye una fiesta de colores y sabores capaces  de seducir incluso a los paladares más difíciles. Y, además, es un auténtico tesoro para la salud.

En verano se debe consumir más fruta de lo habitual. Es bueno para la salud y, además, el cuerpo nos lo pide porque tiene la necesidad de una mayor hidratación que, muchas veces, se la aportan las frutas propias del verano: melones, cerezas, melocotones...Las frutas constituyen un ingrediente refrescante y muy nutritivo para los menús veraniegos del día a día. Además, te permiten mantener el peso a raya. Veamos cuáles son las frutas propias de esta estación dominada por el sol y las propiedades que aportan a nuestro organismo. 



big Img
Foto 1 de

|

Arándanos
El color oscuro de esta fruta silvestre  se debe a la presencia de antocianinas, pigmentos que desarrollan una acción positiva en nuestro organismo, pues mejoran la sensibilidad de la retina y contribuyen a aliviar los trastornos circulatorios (varices, fragilidad capilar, hemorroides, etc). Durante el verano, se encuentran frescos; el zumo de arándanos es otra opción muy apetitosa y refrescante.

|

Fresas
La fresa es más rica en vitamina C que las naranjas y también contiene ácido elágico, una sustancia que ejerce una función antitumoral y una importante actividad antibacteriana y antivírica. Sin embargo, en algunos casos, los niños más pequeños pueden resultar alérgicos a esta fruta. A la hora de elegirlas, es importante controlar que sean carnosas y de color  rojo brillante, y que tengan el cáliz verde.

|

Frambuesas
Contiene mucha fibra y una buena cantidad de sales minerales. Gracias a la elevada presencia de antocianinas en su piel, se la considera un eficaz antiinflamatorio y protector de los capilares sanguíneos. Por su contenido en ácido salicílico (el mismo que la aspirina), esta fruta contribuye a combatir la fiebre y la gripe. Cuidado al conservarlas: las frambuesas son muy delicadas y se aplastan con mucha facilidad.

|

Melocotones
El melocotón tiene un elevado contenido en agua, que lo convierte en una de las frutas más refrescantes. Su ligera acidez le confiere funciones estimulantes de las secreciones gástricas, lo que facilita la digestión. Asimismo, el melocotón tiene una adecuada proporción de vitaminas y de sales minerales. Debemos preferir las frutas más pequeñas y de carne amarilla, ya que tienen más vitamina A.

|

Ciruelas
Contiene una buena cantidad de azúcares, fibra, mucha agua y nada de grasas, por lo que resulta una fruta muy tonificante y depurativa. Pero sus mayores virtudes para la salud se deben a la elevada cantidad de pigmentos antioxidantes y la capacidad de actuar como regulador de las funciones intestinales. Las más saludables son las rojas, que deben ser maduras, jugosas y de carne blanda, pues son más digestivas.

|

Cerezas
Contiene abundantes vitaminas A, B  y C, y también una buena cantidad de flavonoides, útiles para combatir los radicales libres. Sus abundantes ácidos orgánicos contribuyen a mantener el equilibrio ácido-base en el interior del cuerpo. Para garantizar su calidad, las cerezas deben ser duras, estar enteras, tener aspecto fresco y sano, y estar limpias. Además, han de conservar su pecíolo.

|

Albaricoques
Tiene un elevado contenido en vitamina A, en forma de betacaroteno, que resulta ideal para proteger la piel de los rayos del sol y favorecer un bronceado natural. Además, esta fruta contiene mucho potasio y se la considera un buen remineralizador del organismo, así como un tónico contra la fatiga. Los albaricoques más nutritivos son los que tienen una carne jugosa, no harinosa, de la que el hueso se separa fácilmente.

|

Melones
Su gran contenido en potasio (tiene más que el plátano) hace que sea un magnífico remineralizador y un tonificante muscular. Además, el melón es rico en vitamina A, B y C, y proporciona adenosina, un compuesto que contribuye a mantener la sangre fluida. Las mejores variedades son las que tienen la carne amarilla, como el melón galo (Cantaloup), que es más dulce y tiene
más vitaminas que el de carne blanca.

|

Sandías
La sandía contiene un 95% de agua, por lo que es una de las frutas más refrescantes. Además, a pesar de su sabor dulce, su contenido en azúcares es bajo (menos de 4 gramos por cada 100 de fruta) y es poco calórica. Una característica propia es que tiene una elevada cantidad de citrulina, un aminoácido útil para la división celular, la cicatrización de las heridas y la eliminación del amonio en el cuerpo.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Frutas de verano para los menús familiares Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)