Mi bebé y yo

Salir a comer fuera y guardar la línea

( 2 votos) load

El fin de semana, para la celebración de un cumpleaños, al ir de viaje…Son muchas las ocasiones en qué salimos a comer fuera de casa. Te damos algunos consejos para disfrutar de ello y cuidar tu línea al mismo tiempo. 

En muchas ocasiones salimos a comer fuera de casa, ya sea porque es fin de semana, para conmemorar alguna celebración o simplemente porque estamos de viaje unos días. Comer en restaurantes es algo que gusta mucho, pero con lo que debes vigilar si quieres cuidar tu línea o si estás haciendo dieta.

Debes tener en cuenta algunas reglas para poder disfrutar comiendo sin renunciar a cuidarte. Por ejemplo, es aconsejable que no salgas de casa demasiado hambrienta para evitar comer demasiado. Cuando elijas los platos del menú, debes intentar que sean bajos en grasas, evitando los platos con salsas, los rebozados y los fritos. También puedes elegir un entrante y un plato principal en vez de coger dos platos. Con los postres también debes contenerte y elegir platos que incluyan fruta y pocos dulces. Y en relación con la bebida, evita los refrescos que llevan gas y apuesta por el agua y, esporádicamente, una copita de vino. Con estos sencillos trucos estás contribuyendo a una ingesta adecuada de calorías sin por ello renunciar al placer de comer en un restaurante

En un restaurante italiano

• Las pizzas tradicionales tienen una base muy fina y son menos calóricas que las que puedes comprar en las cadenas a domicilio. Para evitar una ingesta excesiva de calorías, elije una base fina e ingredientes con verduras, carne o jamón (evitando los cuatro quesos, las salchichas y el pepperoni).

• La pasta es otra buena opción siempre que vigiles con la salsa. Las que están hechas con base de tomate son más saludables que las que contienen crema o queso.

• Como alternativa, los restaurantes italianos también incluyen en su carta platos de carne y pescado e, incluso, ensaladas. Son los conocidos como "antipasti" o alternativa a los platos de pasta. Son una buena opción que te aportará proteínas, pero debes vigilar una vez más con los complementos (salsa, patatas, etc). 

• Con los postres debes prestar especial atención porque suelen ser muy calóricos. Apuesta por una bola de helado, un sorbete o fruta fresca.

En un restaurante asiático

• Aunque parezca difícil, en un restaurante asiático también puedes comer sano, siempre que evites la ingesta de los fritos. Opta por las sopas y los primeros platos a base de arroces y ensalada.

• Es más saludable comer en un restaurante japonés que en un restaurante chino, ya que en los chinos suelen abundar los fritos. En cambio, en el japonés, puedes optar por una opción deliciosa y muy saludable: el sushi. En general, los japoneses cocinan con menos aceite y utilizando técnicas más adecuadas, con una alimentación baja en grasas.

Comidas al aire libre

Con la llegada del buen tiempo, apetece salir a comer fuera: en un jardín, en el parque, de picnic, en la playa o de barbacoa. En este tipo de comidas puedes apostar por las ensaladas, refrescantes y saludables. Puedes innovar, añadiéndoles frutas frescas de temporada o con un toque diferente a base de un aliño con un poco de menta o albahaca. Las barbacoas también son una opción saludable, ya que la grasa que contiene la carne se va al cocinar a la brasa, aunque debes tener en cuenta que las partes carbonizadas de los alimentos no son saludables, así que debes retirarlas. Las patatas y las verduras se pueden envolver con papel de aluminio y cocer a la parrilla.

Te puede interesar

Trucos para salir a comer fuera y guardar la línea Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)