Mi bebé y yo

Regálate un baño de bienestar

( 0 votos) load

Después de una jornada dura y ajetreada, el mayor deseo es, además de un poco de silencio y de relax, un tratamiento especial para el cuerpo, que te ayude a relajarte y a recuperar la energía perdida durante el día.

Un baño caliente (la temperatura no debe ser superior a los 35-36 ºC) es la solución para ti: tiene la ventaja de que lo tienes al alcance de la mano, que es un ritual que se puede hacer con total tranquilidad y que beneficia tanto al cuerpo como a la mente.

Para potenciar al máximo su efecto benéfico, la inmersión en el agua no debe durar más de 20 minutos y debe ser seguida por una breve ducha con agua templada o fresca. Después del baño caliente, y para concluir con el momento de relax, utiliza un "spray" para el cuerpo de efecto energizante y... ¡ya estás lista para un largo y profundo sueño reparador!

La alternativa a este tratamiento hecho en casa es un auténtico tratamiento termal: los centros en España son muchos y proponen tanto programas estéticos para el rostro como para el cuerpo. El objetivo es reencontrar el equilibrio psicofísico potenciando el bienestar del propio cuerpo, lo que es posible sumergiéndose entre aguas naturales y termales que, a menudo, se encuentran en un hábitat rodeado de naturaleza, perfecto para relajarse.
¿Quieres saber más sobre los centros termales en España? Entra en la web www.dormirenbalnearios.com


INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Baño relajante para mamás cansadas Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)